No cruzar el puente antes de que lo construyan

2532 views
7 mins read

Hay personas que repiten todo el tiempo frases célebres sin saber si el que las dijo es o no el autor. No es mi caso, pero cada tanto lo aplico. Como la frase del título que dicen que la dijo de manera similar el poeta Henry Wadsworth Longfellow, que no me consta, pero me encanta.

Muchos, por ejemplo, repiten frases de personajes importantes como Roosevelt, sin saber siquiera que en EEUU hubo 2 presidentes con el mismo apellido. Una frase que me encanta la dijo uno de ellos, Theodore: “Haz lo que puedas, con lo que tienes, donde quiera que estés”. Imposible que al leerla no te genere una reflexión subjetiva y particular.

Cada inicio de año quieras o no, es un nuevo desafío. Depende de uno si es con adrenalina o no. Si buscarás concretarlo o no. Eso sí, sin listas que generan presión ni objetivos que ya al escribirlos, generan stress. Solo diariamente y en cada momento, proponérselo.

Hay otra frase, que está confirmada que es del 26º presidente de Norteamérica y tiene que ver directamente con lo que hoy quiero regalarte: “Creer que puedes hacerlo ya es la mitad del camino”. Pilas, volvé a leerla. Tiene una fuerza suprema y establece las bases para todo, la convicción en tus acciones. Estamos en enero y podés estar cerca de predisponerte a ese 50% necesario para encaminar todo lo que necesitas.

El primer paso es la parte más importante de cualquier proceso. Si comenzamos “con el pie derecho”, estaremos más cerca de alcanzar nuestras metas. Si damos el primer paso, el resto del camino será mucho más fácil. El primer mes del año es eso, en donde se pueden tomar decisiones importantes que afectarán el curso de los acontecimientos los once meses restantes y quien dice, de toda la vida. Si el principio es sólido, las posibilidades de éxito son mayores. Sin tomar decisiones precipitadas, pero con coraje, podemos lograr más de lo que creemos a simple vista.

El arte de comenzar de nuevo cada año nuevo. Que no sea simbólico, que se vea reflejado pronto en grandes o pequeñas cosas que motiven al éxito.  ¿Acaso el acto de «tirar cosas», ese ritual que simboliza la liberación de lo viejo y el espacio para lo nuevo, no adquiere una dimensión más amplia cuando extendemos nuestra limpieza a nivel físico y emocional? Ordenar el entorno, liberarlo de obstáculos, deshacernos de objetos innecesarios no solo despeja el espacio tangible, sino que también allana el camino para liberar cargas emocionales, permitiéndonos arrancar de cero con una página limpia.

«Año nuevo, vida nueva». En muchas culturas, el inicio de un nuevo año se celebra con rituales de limpieza y purificación. Simbolizan el deseo de dejar atrás el pasado y comenzar un nuevo capítulo en la vida. Cada quien de la manera que crea, pero que bueno que sería que todos nos lo propongamos, desde las personas que trabajan desde la casa hasta los políticos que asumen responsabilidades para mejorar la vida de las personas.

No se compare con los demás. Cada persona tiene su propio camino y su propio ritmo. Invito a ser estoicos, filosofía que nos enseña que debemos estar preparados para adaptarnos a las nuevas circunstancias, para cualquier eventualidad y a no dejarnos dominar por el miedo.

Y por supuesto, aceptar las cosas que no podemos cambiar. Esto nos ayuda a liberarnos del estrés y la ansiedad que genera el intentar controlar lo que no está en nuestro poder. Evite el perfeccionismo. Es importante ser flexibles y adaptables a los cambios.

Tabula rasa, significa «tabla en blanco» en latín, y el filósofo griego Aristóteles y los empiristas ingleses del siglo XVII, como John Locke y David Hume también creían que la mente humana era una tabula rasa sobre la que se escribían las experiencias.

Oportunidad y momento propicio. El concepto de “Kairos” es una noción que proviene del griego antiguo y se refiere al momento oportuno, preciso o adecuado para la acción. Se refiere a esos momentos específicos en los que las circunstancias, las decisiones y las acciones se alinean de manera óptima para lograr un resultado deseado. Es la percepción de que ciertos momentos tienen un valor único y que su impacto puede ser más significativo que la acumulación de tiempo cronológico. Único y fugaz, y que debe ser identificado y aprovechado al máximo.

Sea Abrazando la simplicidad, la autenticidad y la búsqueda constante de un equilibrio armonioso. Este no es solo un artículo, sino una invitación a cada lector para que, juntos, creemos un año lleno de posibilidades y crecimiento personal. Todo esto que estoy describiendo se convierte en un compromiso con el autocuidado y el empoderamiento personal.

Implica tomar el timón de nuestras vidas, siendo los ingenieros de nuestro destino.

Bienvenido 2024 para dejarse llenar de nuevas y buenas cosas. A predisponerse.

Por: Caly Monteverdi 
Twitter @Calytoxxx

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido