Mi buen amigo Aparicio y su compromiso con el campo

311 views
4 mins read

Hugo Fernando Cabrera OchoaA este señor lo había visto años atrás vinculado a campañas políticas en las que yo participé y siempre tuve la percepción o imagen de una persona muy comprometida con las causas políticas que lo motivaban aunque jamás nos unió vínculo de amistad alguno.

El aspecto físico y gestual del personaje al cual me refiero en esta columna genera a primera vista la sensación o concepto inicial de una persona enojadiza, irritable tal vez, pero como muchas veces que uno juzga antes de conocer, con él se equivoca uno porque en realidad lo que este señor es, es un ser humano atento, servicial, afable, familiar y leal, entre otra buenas cualidades que bien podría citar.

A su lado se mantiene siempre una mujer excepcional, fina y educada, que complementa perfectamente al protagonista de mi escrito y juntos hacen un muy buen equipo y se respaldan mutuamente.

Cuando ingresé a la campaña política de Rodrigo Lara Sánchez, próximo alcalde de Neiva, si la Divina Providencia así lo permite, pude acercarme a personas verdaderamente maravillosas y entre ellas menciono a Aparicio Galindo, un huilenses más que comprometido con la propuesta del médico Lara; un trabajador incansable y leal a la causa, dispuesto a dar o entregar lo mejor de si para coadyuvar fuertemente en la búsqueda del triunfo electoral, pero además un gran conocedor de los asuntos políticos. 

Dentro del equipo de trabajo de Lara Sánchez, Aparicio ha liderado como ningún otro la causa agropecuaria, por ello fue él quien acuñó la famosa frase que hace curso de manera fundamental en la iniciativa política de nuestro candidato, «sin campo no hay ciudad», mostrando que el municipio de Neiva no es solamente la parte urbana de la ciudad sino también su zona rural que produce alimentos para todos.

En el discurso expresado por el señor presidente Juan Manuel Santos Calderón en la instalación del Congreso de Fenalco en sus 70 años, desde donde redacto este artículo, se refirió a la supremacía del sector agropecuario, su fortalecimiento y virtual crecimiento tras la firma del tratado de paz que ya está en su recta final y que traerá como premio el repunte total de este sector de la economía que tanto ha sido golpeado por la violencia guerrillera de más de medio siglo.

Es un honor hacer política de la mano de Aparicio Galindo y su hermosa familia porque son la representación misma de la lealtad, la unión y el compromiso verdadero, cualquier candidato daría la vida por tener en su organización de campaña a personas tan fieles con éstas.

Hago un llamado a toda la comunidad neivana para que cerremos filas en favor de Rodrigo Lara Sánchez, un hombre que piensa en la gente, un hombre que más que simplemente gerente será un gobernante que conducirá los destinos del municipio en sus zonas urbana y rural con democracia, porque todas la determinaciones que tome las decidirá de cara a la gente y bajo su aporte y aprobación.

Por: Hugo Fernando Cabrera Ochoa – hfco72@gmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido