Los Iván, enemigos del proceso de reincorporación de excombatientes de las Farc

553 views
4 mins read

En apenas dos años de gobierno, el presidente IVÁN DUQUE MÁRQUEZ, marcó la línea y promesa de campaña del Partido Centro Democrático “hacer trizas el acuerdo de paz”.

Para ello empezó por objetar seis artículos de la ley estatutaria de la J.E.P. porque en su concepto no garantiza la aplicación de los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición. Sin embargo, al celebrar su triunfo el día de las elecciones, dijo que “no haría trizas los acuerdos de paz firmados por el gobierno de Juan Manuel Santos con las Farc”.

Sale entonces el primer interrogante ¿Quién toma las decisiones en el ejecutivo? FERNANDO LONDOÑO HOYOS, o IVÁN DUQUE MÁRQUEZ. Recuerden que el primero fue el de la idea de hacer trizas el acuerdo de paz.

Vimos en días pasados que las FARC ya como movimiento político y en aras del reconocimiento de la verdad, adjudicarse el magnicidio del otrora líder Conservador ÁLVARO GÓMEZ HURTADO, nuestro presidente IVÁN DUQUE MÁRQUEZ, sale a los medios a decir que no cree en la versión de las FARC, cuando estas, han mostrado, como prueba un libro de puño y letra del extinto jefe y fundador de las FARC  EP, MANUEL MARULANDA VÉLEZ, quien falleció de muerte natural, en el año 2008.

Vemos a un gobierno que no le interesa hacer respetar la vida de los desmovilizados, no quiere cumplir el acuerdo de paz, y parece que celebrara la muerte de quienes aún siguen en la apuesta por la paz.

En la otra orilla, encontramos a IVÁN MÁRQUEZ, disidente del proceso de paz, quien se ha ensañado en contra de quienes le apuestan a seguir en el proceso. Aterran los episodios de asesinatos, atentados y amenazas, muchas veces eclipsados por el coronavirus.

La paz yace en cada uno de los 224 ataúdes sepultados desde que las Farc firmaron con el Gobierno el fin de una guerra de 50 años. Además, van 12 desapariciones forzadas y 236 excombatientes amenazados de muerte. Todo ese panorama y sobre todo los 224 asesinatos imponen un debate crucial.

Pareciera que los IVÁN estuviesen coordinando mancomunadamente este ataque sistemático a la Paz… Por un lado IVÁN, el presidente, no presta atención, ni mucho menos seguridad a los ex combatientes y por el otro IVÁN, el guerrillero, asesinan sin piedad ni misericordia a sus antiguos compañeros con el único propósito que vuelvan a las armas.

Mientras IVÁN, el presidente, permite por omisión el asesinato de ex combatientes, IVÁN, el guerrillero, asesina ex combatientes, mientras la Paz yace herida de muerte, eclipsada por el CORONAVIRUS.

Por: Raúl Andrés Herrera Suaza – raulherrera8312@hotmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido