Los 55 del Diario del Huila

561 views
4 mins read

Los que hemos tenido la fortuna de recorrer los pasillos del Diario del Huila, hacer equipo con quienes le han puesto el alma a este medio escrito y hemos sido testigos de los esfuerzos, sueños e ilusiones de sus propietarios, directivas, periodistas, diseñadores y diagramadores, ejecutivos de ventas, repartidores y voceadores, mantenemos vivo un especial afecto por esta casa editorial.

He leído una muy bien redactada reseña histórica sobre el Diario del Huila, escrita por el destacado cronista Henry Rubiano Daza, la cual presentó con motivo de la celebración de los cincuenta años de este periódico. Seguramente coincidimos en lo del afecto perenne por esta empresa.

A partir de datos históricos tomados del documento producido por el mencionado comunicador como miembro de la Academia Huilense de Historia, el cual tituló “Diario del Huila – 50 años de historia”, quiero traer a colación algunos detalles particulares de la vida institucional de este medio escrito.

El Diario del Huila surgió como producto de una coyuntura política que se vivió en la década de los años sesenta, del pasado siglo XX, gracias a la inquietud que tuviera Max Duque Gómez de crear un canal de información escrito, que narrara el acontecer de este departamento.

En el afán de dar inicio a la producción de un tabloide que cumpliera con las características propias de un diario, bien diseñado y diagramado, para las condiciones de ese entonces; su fundador Max Duque contrató los servicios de Alfonso Camacho Leyva, quien fuese el primer jefe de redacción y a Santiago Guzmán, encargado de la impresión del mismo.

El enfoque de este diario era netamente político, aunque se registraban hechos cotidianos de importancia y se informaba acerca de la actividad administrativa de los entes territoriales. Luego de dos años de estar orientado por Camacho Leyva, es entregado a Leonel Fierro, un joven estudiante de bachillerato, quien, a pesar de su inexperiencia periodística, logró mantenerse durante año y medio. Lo sucedieron Jorge Arturo Calderón, Pedro Bonilla Díaz, Jaime Cabrera Chávarro y Féner Cleves Cuéllar, hasta 1974.

Posteriormente llegó como jefe de redacción el respetado y admirado Delimiro Moreno Calderón y con la salida de éste, asumió el recordado Fermín Segura Trujillo, quien estuvo cerca de catorce años, alcanzando importantes logros para el periódico. Varios nombres más han pasado por la jefatura de redacción, todos de significativa importancia para el impreso y para el periodismo regional, pues son 55 años de existencia.

No podemos pasar por alto a los periodistas que han sido parte de los equipos con que han contado los mencionados directores, pues ellos han sido pieza fundamental de la misma historia, así como los funcionarios administrativos, comerciales, diseñadores y encargados de distribución, personas esenciales en toda esta construcción y desarrollo, a través de estos once lustros.

Culmino este escrito con una magistral expresión de Óscar Wilde que dice: “Cualquiera puede hacer historia; pero sólo un gran hombre puede escribirla”.

Felicitaciones para los propietarios de esta maravillosa casa editorial, periodistas y demás funcionarios.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com
Twitter: @Hufercao04

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido