Le llegó el turno al Huila

499 views
5 mins read

Comenzando el mes de diciembre del presente año, el país se informó acerca de la renuncia del gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, el risaraldense Roberto Vélez Vallejo, quien se posesionó en este cargo 12 de agosto de 2015, desarrollando una labor destacada al interior de este importante ente gremial.

Al mencionado director lo antecedieron en el presente siglo, el antioqueño Jorge Cárdenas Gutiérrez, quien asumió las riendas de la federación en el año de 1983 hasta el 2002, y luego asumió la gerencia de la Federación Nacional de Cafeteros el barranquillero Gabriel Silva Luján, quien fue designado como máximo ejecutivo de esta entidad en julio de 2002, hasta el 2015, cuando entregó el cargo a Vélez Vallejo.

Durante las últimas décadas, el departamento del Huila como cabeza de toda esta parte de la región andina, mayor productora del grano desde hace muchos años, ha liderado un proceso de desarrollo técnico, tecnológico, científico, productivo y extensivo, que ha dado como resultado la construcción de una know how (saber hacer) valiosísimo, difícil de igualar, lo cual asegura el liderazgo actual y los años por venir.

La gerencia técnica de la FNC informó que durante la vigencia del 01 de octubre de 2021 a 30 de septiembre de 2022, la producción de café en el departamento del Huila fue del 18.13%, incrementándose en un 0.07% con respecto al periodo inmediatamente anterior, consolidándose como cabeza de lista por encima de Antioquia, Tolima, Cauca y Caldas.

Desde que se creó la federación, el Huila ha sido protagonista importante en la producción cafetera y siempre ha esperado una oportunidad para tomar la riendas del órgano rector del gremio con el fin de poder apoyar a los cafeteros huilenses con mayor fuerza y ahínco, pues siempre la balanza ha estado inclinada hacia el lado del pasado eje cafetero (Antioquia, Risaralda, Caldas y Quindío).

Nombres de huilenses han sonado y muchos nos sentimos congraciados con la posibilidad de que sea un profesional de esta región quien llegue a este importante cargo ejecutivo, otros paisanos nuestros que no han podido despojarse del trauma del cangrejo opita se oponen por inercia a esta posibilidad, pero la verdad es que ganaríamos mucho como departamento logrando conquistar este importantísimo puesto.

Recuerdo una columna que escribí y fue publicada en este mismo medio el 20 de marzo de 2021, la cual titulé: Cambiemos el chip: “Debemos unirnos para salir adelante”, en la que relataba lo siguiente: “Cuenta un narrador de historias, que en una ocasión había un vendedor de cangrejos en la central de abastos “Corabastos” en Bogotá y para promocionar su negocio había puesto un cartel elaborado en cartón reciclado que decía “A la orden cangrejos Paisas y cangrejos Opitas”. Este particular aviso llamó la atención de un transeúnte que pasaba, razón por la cual se acercó al comerciante y le indagó acerca de sus productos. Cuénteme amigo, cómo hace usted para seleccionar los cangrejos opitas y los paisas, si todos se ven iguales. El vendedor le respondió con una simpática sonrisa y le dijo, pues fácil patrón, yo pongo un balde y deposito todos los cangrejos adentro y comienzo a observarlos; los cangrejos paisas comienzan primero ubicándose uno sobre el otro para formar una escalera con el fin de que el que llegue más alto comience a trenzar cadena para ir sacando a los otros, hasta que todos logran salir del recipiente, mientras que los cangrejos opitas apenas ven que un cangrejo está por salir, los otros se le cuelgan de las patas con las tenazas para jalarlo y regresarlo al fondo de la cubeta”.

Qué tal si nos unimos tras el firme propósito de alcanzar una posición privilegiada en el sector productivo más importante del departamento ¿no creen que eso nos favorecería?

Por: Hugo Fernando Cabrera Ochoa

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido