Las particularidades de la competencia por la rectoría de la Universidad Surcolombiana

342 views
5 mins read

En estos días en que he venido observando el desarrollo de la competencia por el máximo cargo de la Universidad Surcolombiana, he podido determinar una serie de particularidades que muestran las verdaderas condiciones, competencias y patrones de comportamiento de los aspirantes.

Cuando se observa la conformación de la terna de candidatos que el Consejo Superior Universitario de esta alma mater escogió para que los docentes, estudiantes y graduados, eligieran su próximo rector, luego de un proceso de selección en el que se calificaron una variada cantidad de hojas de vida puede uno determinar ciertas características de cada uno de ellos, por su trayectoria, hoja de vida, ideas, propuestas y discurso, entre otras.

La señora Myriam Lozano Ángel es la primera de las personas que aspira a conquistar la voluntad de los tres estamentos mencionados. Ella es contadora pública, especialista en administración financiera, especialista en revisoría fiscal y magíster en derecho tributario.

Es toda una dama y lo digo con conocimiento de causa, pues tuve la fortuna de ser alumno suyo; tengo el mejor de los conceptos de ella como docente y como ser humano, pues es de esas personas colmada de buenas intenciones para con sus estudiantes y esto hay que reconocérselo. Su discurso y propuestas son elementales. A los foros, debates y entrevistas a los que se les invita como terna siempre llega puntual y siempre está elegantemente vestida, como la gran señora que es.

La profesora Nidia Guzmán Durán, docente y política de profesión, es licenciada en educación preescolar, licenciada en lenguas modernas, magíster en desarrollo educativo social, y doctora en educación, título éste por el que se ha visto inmersa en una gran serie de críticas y comentarios, dado que aparentemente no cumple con los créditos y el tiempo legalmente requerido para respaldar dicho título. Fue alcaldesa de Rivera. A los foros, debates y entrevistas a los que se les invita siempre llega tarde, lo cual genera cierta incomodidad entre sus compañeros y los espectadores.

El escritor inglés Samuel Johnson profirió la siguiente frase en relación con las costumbres que dice: “Las cadenas del hábito son generalmente demasiado débiles para que las sintamos, hasta que son demasiado fuertes para que podamos romperlas”.

El último de los aspirantes es Luis Alfonso Albarracín Palomino, quien es economista egresado de la Universidad Nacional de Colombia, especialista en gestión del desarrollo regional y magister en educación y desarrollo comunitario. Tiene 34 años de experiencia en el sector público con cargos como secretario de hacienda de Neiva, director de la Contraloría General de la Nación en el Huila y director de la Oficina de Emergencias y Desastres del Departamento, entre otros. Así mismo, lleva 29 años dedicados a la docencia universitaria como catedrático vinculado a la Universidad Surcolombiana y otras universidades. Ha sido decano de la Facultad de Economía y Administración, jefe del programa de Economía y coordinador de la Especialización en Alta Gerencia.

Su propuesta e ideario reúne una serie de elementos de mucho peso para la universidad. Es una persona que se ha caracterizado por ser un visionario, capaz de conducir a la Universidad Surcolombiana a unas esferas de mayor resonancia a nivel territorial, nacional e incluso mundial, por los avances que ésta pueda alcanzar, de eso no me cabe la menor duda.

Como he calificado a las otras dos candidatas por su puntualidad y presentación personal, tengo la obligación de decir que el profesor Albarracín es sumamente puntual y siempre se presenta a la altura de la responsabilidad que le asiste como aspirante a tan importante cargo.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com
Twitter: @Hufercao04

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido