La solución no es simplemente mandar a no encender el bombillo

1101 views
4 mins read

En nuestra columna anterior expresé el llamado a la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios para ayudar ante la grave situación que se está viviendo con los altos costos de la energía en Neiva y en nuestro departamento del Huila, lo cual está afectando muchísmo la economía familiar, local y regional.

Incluso, hay emprendedores y empresarios que están pensando cerrar su negocio por los gastos elevados en el pago de los servicios públicos. Lo que está sucediendo con la energía, además de ser un abuso, es un tema que lesiona la competitividad y el desarrollo económico regional.

Más que explicaciones, que ya hemos escuchado, lo que todos necesitamos y esperamos son soluciones para parar el abuso, que no siga aumentando el costo de la energía y se reduzca el valor en los recibos a los usuarios. Esto no es simplemente dejar de encender el bombillo o el ventilador. Por eso me atreví a viajar a Bogotá para radicar una nueva comunicación ante la Superservicios (ya había radicado una el 25 de septiembre del año pasado en Neiva sin tener respuesta alguna), donde se la entregué en las manos al Superintendente Dr. Dagoberto Quiroga.

Para lograr soluciones estoy convencido que la discusión no puede quedarse en lo local o departamental, se hace necesario el concurso nacional. La Superservicios tiene la función de inspección, vigilancia y control. La Nación, a través del Ministerio de Hacienda y del Ministerio de Minas y Energía, tiene el 83.03% de la participación accionaria de la empresa ElectroHuila, con 4 de los 5 puestos en la Junta Directiva.

El accionar de la Superservicios no puede significar únicamente la intervención. Coincido con nuestro Gobernador del Huila Rodrigo Villalba en que se debe evitar la intervención de la empresa.

El problema de una intervención es que no se sabe en qué termine y por cuánto tiempo resulte. A la Superservicios, más ahora que hay un huilense al frente, le pido es ayudar a encontrar soluciones pensando en el bienestar de la gente, de la competitividad regional y de la misma ElectroHuila.

Una de las medidas que puede contribuir, es que el Gobierno Nacional nombre en propiedad un nuevo gerente para ElectroHuila, adelantando, de una vez por todas, el proceso correspondiente.

Ante la crisis actual, no es igual un gerente encargado prácticamente desde hace dos (2) años, a uno en propiedad que llegue pronto a tomar decisiones, dar soluciones y resolver los problemas.

Así mismo, si la justificación (más repetida) frente a los altísimos costos, es que a ElectroHuila le adeudan cerca de 65 mil millones, que tiene un arrastre directo desde la época de la pandemia a causa de medidas tomadas por el gobierno nacional (de ese entonces), ¿Por qué no pensar que el Gobierno Nacional, siendo el mayor accionista y en muestra de apoyo a la economía ciudadana o popular, que es una de las banderas del actual Presidente Petro, transfiera esos 65 mil millones a ElectroHuila para subsanarla financieramente y con el objetivo especial que ésto lleve a bajar inmediatamente el costo en el recibo de la gente?

Finalmente, menos plata del ciudadano o ciudadana o de las familias para pagar de energía, es más plata para comer o impulsar su emprendimiento.

Por: Jorge Andrés Géchem
Twitter: @JorgeAGechem

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido