La nueva jornada laboral de 46 horas

1994 views
4 mins read

La legislación laboral colombiana, tiene establecida una jornada laboral que difiere si el trabajador se desempeña en el sector público o en el privado, el código sustantivo de trabajo y las normas concordantes aplicables al sector privado, hasta el 15 de julio de 2023 establece una jornada laboral semanal de 48 horas y para los trabajadores del sector público a quienes aplica el régimen del empleado oficial establece una jornada de 44 horas semanales.

El 15 de julio de 2021, el presidente de la República, luego de surtir el trámite en el Congreso, sancionó la Ley 2101 que establece la reducción gradual de la jornada laboral y que se implementó a partir del 15 de julio de 2023.

Al tratarse de una medida que requiere su implementación en forma gradual, a partir de julio de 2023 la jornada laboral se redujo en una hora – jornada laboral de 47 horas/semana – disposición que regirá hasta el próximo lunes 15 de julio debido a que, siguiendo con el ajuste gradual, a partir del 16 de julio de 2024, la jornada laboral semanal se ajustará a 46 horas hasta lograr su estandarización en el año 2026 en 42 horas aplicable para el sector público y privado.

Con la expedición e implementación de esta ley, el Congreso de la República busca adaptar la legislación laboral colombiana a los estándares internacionales, busca acercar la fuerza laboral de nuestro país como principal activo de las empresas a las condiciones de salud y bienestar que hoy rigen para la fuerza laboral de los países desarrollados.

La reducción de la jornada laboral máxima legal es crucial para cumplir con los estándares legalmente establecidos relacionados con estos temas tan sensibles en los que además de existir una deuda social histórica se convierten en una obligación si queremos llegar a disfrutar de ambientes laborales seguros y humanizados, la jornada laboral excesiva desde todo punto de vista atenta y pone en riesgo la salud del trabajador y disminuye la oportunidad que el trabajador disfrute de tiempo de calidad con su entorno social y familiar con todas la consecuencias que esto conlleva en su salud física, mental y social.

La reducción de la jornada laboral además de impactar el número de horas que se deben trabajar en la semana también obliga a reformular el reconocimiento y pago que se hace al trabajador por concepto de trabajo suplementario entendido como el que se ejecuta una vez superada la jornada máxima legal o de horas extras, el realizado en horario nocturno, y el ejecutado los domingos y festivos.

A medida que se reduce la jornada semanal, el valor de las horas extras y recargos aumenta proporcionalmente. Por ejemplo, a partir del 16 de julio de este año, el factor de cálculo de las horas extras se ajustará a 230 horas/mes, en comparación con las 240 horas originales.

Las empresas y empleadores deben tomar en serio esta reducción de la jornada laboral y considerar estrategias para incrementar la productividad y cumplir con la normativa, evitando de esta forma posibles sanciones y contribuyendo a un entorno laboral más justo, sano, humanizado y seguro.

P.D.: Permaneceremos atentos y vigilantes a una mayor y efectiva presencia del Ministerio de Trabajo ejerciendo su labor de inspección, vigilancia y control constitucionalmente asignada a esta cartera ministerial.

Por: Faiver Augusto Segura Ochoa
Twitter -X: @faiver_segura

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido