La mayor parte del esfuerzo para salir de la crisis climática no se mide en rentabilidad

1239 views
4 mins read

Intervención del Presidente Gustavo Petro en el panel del evento paralelo de la COP28, Transformando el Financiamiento Climático

Indudablemente, se ha puesto en discusión –ha comenzado desde hace 2, 3 años– el tema de cambiar la estructura de financiamiento del mundo para poder abocar salidas reales efectivas a la crisis climática.

Cartagena es apenas una parte de esa discusión entre un proceso que tiene que profundizarse y llegar a acciones concretas.

Uno, acciones concretas que no pueden ser marginales, no pueden ser miles de millones de dólares, en español tienen que ser billones de dólares, para afrontar el problema.

Una enorme cantidad financiera para poder transitar de una economía carbonizada hacia una descarbonizada.

Estamos afrontando un problema extraordinario para la humanidad, nunca lo habíamos vivido, por tanto, las soluciones, las salidas son también extraordinarias.

Dos: me distancio un poquito el presidente de Ghana (África). La transición de la economía carbonizada hacía la de economía descarbonizada no es rentable.

Descarbonización: esfuerzos deben ser del capital público

La mayor parte del esfuerzo no se mide en rentabilidad. Por ejemplo, salvar la selva amazónica no es rentable, lo rentable ha sido destruirla. Lo mismo podríamos ver en las selvas del Congo, en las selvas de Indonesia. La mayor parte del esfuerzo para salir de la crisis climática no se mide en rentabilidad.

Por eso, el capital privado no va a llegar a ese esfuerzo, va a llegar a los esfuerzos rentables, que los hay, pero la mayor parte el esfuerzo tiene que ser público, de dineros públicos.

Y estos dineros públicos, ¿dónde están? Hoy cada país, cada Estado está sobre endeudado, ricos y pobres estamos sobre endeudados con el FMI (Fondo Monetario Internacional), con la banca privada, con los tenedores de bonos, con el Banco Mundial, etcétera.

Aquí es donde hay que hacer el cambio, en mi opinión. ¿Qué proponemos? Algo que ya se hizo en el covid, es que se pueda emitir de manera universal Derechos Especiales de Giro con el fin de disminuir la deuda y aumentar el espacio fiscal de cada Estado.

Unos tendrán más, otros menos, pero tendremos más capacidad de financiar algo que yo llamo el Plan Marshall de inversiones en energías limpias, en transición energética y productiva, que nos permita solucionar el problema.

Eso está en manos del FMI y eso está en manos de quienes son los propietarios del FMI, del Banco Mundial, etcétera. Es una decisión política.

Si lo logramos a escala universal, si ampliamos el poder de los estados para abocar la crisis climática, tendríamos que abrir dos espacios de discusión.

Uno, tiene que haber una planificación mundial de la transición entre estados. Y dos, debemos abrir una puerta mucho más amplia al contrato entre estados, para hacer fluir los flujos de estos dineros públicos a escala universal, hacia donde están las posibilidades de las energías limpias de la transición energética.

Comparto con el presidente de Kenia, que es en África y en América del Sur, donde está el gran potencial de la energía limpia y que no se puede repetir la historia del petróleo y del carbón, sino que tienen que ser las bases de una prosperidad social descarbonizada a escala universal. Gracias.

(Fin/gbf/mpp)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido