La fiebre mundialista

La fiebre mundialista

Aunque este domingo se celebra la gran fiesta democrática en nuestro país en la cual los colombianos nos desplazamos a las urnas para elegir Presidente de la República, el cual es sin lugar a dudas el hecho político más significativo de la historia reciente pues se enfrenta la derecha representada por todos los partidos tradicionales y la izquierda acompañada de las colectividades de centro, de la izquierda misma e independientes; no voy a escribir sobre este asunto y me voy a concentrar en hablar del mundial de fútbol.

No es que sea muy amante de esta disciplina pero la época, las calles atiborradas de ventas de camisetas y souvenirs de la selección Colombia y el bombardeo de publicidad relacionada con el campeonato mundial de fútbol, lo termina a uno motivando y casi que dejándose llevar por la pasión futbolera que a la larga también se convierte en una maravillosa fiesta que une a las familias y a los amigos, porque aunque en el pasado las mujeres se resentían porque los hombres respirábamos fútbol, hoy en día ellas también lo disfrutan y lo gozan de la misma manera, algunas más incluso que muchos varones.

Este campeonato que paraliza gran parte del mundo, mueve miles de millones de dólares y despierta tantos sentimientos, se realiza cada cuatro años desde 1930, a excepción de 1942 y 1946, en los que se suspendió debido a la Segunda Guerra Mundial.

El primer mundial se desarrolló en Uruguay con la presencia de trece equipos y desde entonces, con las excepciones ya mencionadas se ha realizado con la participación de 32 selecciones nacionales y su duración es de casi un mes. Parece ser que para el Mundial del 2026, el torneo será el primero en incorporar 48 equipos, luego de que la FIFA aprobase la expansión de los habituales 32 equipos en el mes de enero de 2017, según leí en algún documento que encontré.

La participación de nuestra selección es la que en realidad despierta ese amor patrio y esa pasión por el fútbol, por ello enviamos toda nuestra buena energía a todos y cada uno de los jugadores que nos representan en este campeonato, para que hagan quedar en alto nuestra bandera en el país más grande del globo terráqueo.

Con José Pékerman como director técnico, el próximo 19 de junio ante el seleccionado de Japón será el debut de Colombia en el estadio Mordovia Arena de Saransk en Rusia, partido del que esperamos todos, salga victorioso, para que logre iniciar el recorrido en este torneo con el pie derecho.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com
Twitter: @Hufercao04



Ir al contenido