La Alcaldía, conmigo, asumirá directamente toda la actualización y gestión catastral

1343 views
4 mins read

El candidato a la Alcaldía de Neiva, Jorge Andrés Géchem, reveló detalles alarmantes sobre el controvertido convenio de actualización catastral firmado entre la Alcaldía de Neiva y la ESIP.

Las alegaciones de falta de respaldo presupuestal y posibles irregularidades legales han llevado a una evaluación exhaustiva de este acuerdo que asciende a cerca de 168.000 millones de pesos.

El convenio en cuestión, que busca la operación completa de la gestión catastral, ha generado polémica debido a la ausencia de respaldo financiero adecuado. A pesar de su naturaleza de «convenio», las preocupaciones se han elevado, ya que se asemeja más a un contrato disfrazado, poniendo la carga financiera en su totalidad para el municipio de Neiva.

Según análisis jurídicos en profundidad, se ha planteado que el convenio puede contener ilegalidades por lo cual siguiendo lo permitido por la ley 80 de 1993 se puede dar la terminación unilateral. La falta de respaldo presupuestal donde no hay CDP ni vigencia futuras comprometidas en torno al convenio y a su posterior cumplimiento de pago: ¿Cómo pagar un convenio si no existe el respaldo presupuestal?

La propuesta y enfoque sugerido por Jorge Andrés es la terminación unilateral del convenio, seguido por una propuesta audaz: que el municipio de Neiva, directamente, asuma la gestión catastral, para lo cual está habilitado. Adicionalmente, propone un proceso de actualización, conservación y difusión a un término de cinco años. Esto podría costar aproximadamente 30,000 millones de pesos, recursos que se podrían lograr con cofinanciación. Una cosa son 30.000 millones con cofinanciación donde el operador sea directamente la Alcaldía y otra es un negociado por cerca de 200.000 millones con indexación, donde Neiva termina obligado a pagar todo a un tercero como operador.

Además, para esta propuesta busca involucrar a la Corporación Autónoma Regional de Neiva (CAM) para co-financiar el proceso, finalmente la CAM recibe por sobretasa ambiental el 15% del recaudo efectivo por impuesto predial. Esta colaboración se presenta como una solución beneficioso para ambas partes.

El cambio propuesto implicaría que el municipio de Neiva, habilitado como gestor catastral, asuma la responsabilidad completa de la actualización catastral. Esta transición permitirá el empoderamiento de Neiva en términos de gestión catastral, ahorrar recursos en el proceso y aumentar los ingresos para la Alcaldía de Neiva y las transferencias para la CAM para el cuidado ambiental.

La gestión catastral se compone de tres aspectos principales: Actualización, conservación y difusión.

La actualización involucra las dimensiones jurídicas, económicas y de área, es decir, la identificación de propietarios, la definición de límites y áreas, así como la determinación de avalúos precisos para los predios.

A medida que Neiva enfrenta posibles irregularidades en el convenio de actualización catastral, el enfoque propuesto por Jorge Andrés busca no solo resolver las deficiencias financieras y legales, sino también fortalecer la autonomía y el empoderamiento del municipio en términos de gestión catastral.

Jorge Andrés es claro en señalar que en su visión, Neiva a mediano plazo debe constituirse en un operador catastral regional y nacional, lo cual le dará nuevos ingresos al municipio.

El proceso de actualización catastral, esencial para el crecimiento y la eficiencia administrativa, ahora se encuentra en el centro de la discusión pública y la toma de decisiones.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido