Jesús sin cama

1428 views
3 mins read

Es 24 de diciembre, Jesús acaba de nacer en un hospital de primer nivel en un municipio lejano de Colombia, su parto natural fue atendido por Mauricio el médico rural del pueblo (único disponible) y Lady la enfermera de turno; Jesús nació antes de tiempo lo que se conoce como un parto pre-termino, tiene dificultad para respirar y su estado general es crítico y a medida que avanzan las horas se ha deteriorado. Sus padres son dos jóvenes campesinos desplazados y desnutridos, que no pudieron ni tuvieron acceso a un control prenatal adecuado.

Mauricio está desesperado lleva más de 3 horas tratando de encontrar un hospital donde puedan recibirlo, pero el hospital más cercano cerro el servicio de unidad de neonatos hace 3 meses porque no era rentable. Mauricio sabe que Jesús no pasara de esta noche y llora de rabia y frustración.

Desde 2020, el Sindicato Nacional de Pediatras de Colombia (Sicolped) ha registrado el cierre de unidades de atención pediátrica, gineco-obstétricas y cuidado intensivo pediátrico en muchas de las ciudades del país, en 2023, se han cerrado centros de salud como la Clínica Farallones en Cali y el Hospital Infantil Concejo de Medellín. Ambos presentaron la clausura de camas y servicios de operación para recién nacidos y niños.

La Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP) ha manifestado su preocupación por el cierre de camas de atención infantil en el país y ha elevado una alerta al Ministerio de Salud, a la comunidad médica y a la sociedad para evitar el cierre de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) neonatales y pediátricos.

Colombia, debería tener unas 30.000 camas pediátricas (2,5 por cada 1.000 habitantes), pero solo cuenta con 9.604, por lo que el déficit ya suma más de 20.000 camas y el panorama para la recuperación de estas es incierto.

Si se revisan las noticias la problemática del cierre de los servicios de pediatría se está denunciando desde el año 2012, esto en gran medida por el desfalco de las EPS a las clínicas privadas y hospitales públicos.

Afirmar que las unidades de obstetricia y pediatría no son rentables es una falacia clara; garantizar una adecuada salud materno fetal debe ser un objetivo primario del sistema de salud, sin niños y niñas tratados adecuadamente no tendremos ni un presente y menos un futuro para el país.

Jesús nació y murió el 24 de diciembre sin una cama, en medio del dolor de sus padres y de la frustración de Mauricio y Lady.

Por: Adonis Tupac Ramírez Cuéllar – adonistupac@gmail.com
Twitter: @saludempatica

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido