Importancia de la economía circular en nuestra sociedad

595 views
5 mins read

Aunque parezca un tema netamente de resorte académico pues así se toma desde muchos puntos de vista y se asume como tal, el modelo de economía circular debe pasar a ser un modelo de orden cultural y social, adoptado por todos los seres humanos, la comunidad, los gobiernos y las compañías.

El politólogo Thomas Homer-Dixon, autor del libro The Upside of Down: Catastrophe, Creativity, and the Renewal of Civilization, que traduce algo como “El lado negativo de: la catástrofe, la creatividad y la renovación de la civilización”, plantea la existencia de tensiones que podrían provocar una crisis de elevadas consecuencias en todo el planeta.

Este autor presenta en el libro mencionado, cinco fuerzas o factores que pueden generar un caos de orden mundial sino se actúa a tiempo: las tasas de crecimiento poblacional desigual entre sociedades ricas y pobres, sumado a la urbanización en mega ciudades de los países pobres; la creciente escasez de energía, particularmente la convencional; los daños ambientales provocados por un uso indiscriminado de la tierra, el agua, los recursos forestales y la pesca; la tensión climática a partir de los cambios en la composición de la atmósfera de la tierra; y por último, la inestabilidad del sistema económico global y el progresivo aumento de la brecha de ingresos entre ricos y pobres.

En un artículo presentado por Lina Lett, de la Facultad de Agronomía, de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires; en la Revista Argentina de Microbiología, se esboza que es necesario proponernos avanzar en la sustentabilidad ambiental mediante el rediseño de las industrias y la vida doméstica en su conjunto, bajo un sistema económico de modelo circular.

Así las cosas, “el concepto de economía circular propone un cambio al paradigma “reducir, reutilizar y reciclar” por una transformación más profunda y duradera, que permita disminuir el impacto causado por las actividades humanas sobre el medio ambiente.

Este modelo otorga al residuo un papel dominante y se sustenta en la reutilización inteligente del desperdicio, sea este de naturaleza orgánica o de origen tecnológico, en un modelo cíclico que imita a la naturaleza y se conecta con ella.

Bajo este enfoque, el residuo pierde su condición de tal y se convierte en la materia prima “alimentaria” de los ciclos naturales o se transforma para formar parte de nuevos productos tecnológicos, con un mínimo gasto energético”.

Seguramente no seamos capaces realmente de comprender la densidad del asunto y el peso tan importante que tiene en el contexto mundial, al punto de ser determinante para la supervivencia de la raza humana; pero, además, si se analiza bien, este modelo muestra una oportunidad de negocio que grandes empresas del orbe ya reconocen, aplican y aprovechan.

Actualmente este modelo económico (Economía circular) es implementado por numerosos países. “Las ventajas de su aplicación son evidentes, ya que formula el crecimiento de la economía con sustentabilidad ambiental. Para transformar en acciones los postulados del sistema y alcanzar eficiencia en el reciclaje, la reutilización y la valoración de los residuos, se requiere motivación, conocimiento y capacidad de innovación.

Los proyectos exitosos se apoyan en la investigación e involucran profesionales experimentados en diversas temáticas, ingenieros, tecnólogos, microbiólogos, arquitectos, ecólogos, sociólogos y educadores, entre otros.

Sumado a lo expuesto, el Estado debe asumir un papel significativo mediante la implementación y la auditoría de normativas y legislación, tendientes a motivar a la población a sumarse a los procedimientos de reciclaje, así como a generar incentivos para involucrar a las empresas en políticas ambientales”.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com
Twitter: @Hufercao04

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido