#HiloDelDía: «Adoptamos a un perro viejo y esto fue lo que nos pasó»

666 views
6 mins read

En el #HiloDelDía, esta es la historia de una familia que decidió en el 2022 adoptar un perro de avanzada edad. Aquí la bonita historia:

  • Hace un año adoptamos a un perro viejo y ha sido una experiencia que nos cambió la vida.
  • El 31 de enero del 2022, en mi cumpleaños 37, llegó el karma más lindo de la vida: la Señora Gilma. ¿Por qué Karma? Porque solía pensar que si tenía forma de comprar un perro lindo y fino ¿para qué adoptar? Afortunadamente mi mentalidad cambió y Eliza y yo decidimos adoptar.

  • No solo un perro abandonado, sino uno que fuera viejo para darle una ‘jubilación’ digna. La Señora Gilma no nos escogió, como pasa en las películas, no fue algo mágico o instantáneo…¿por qué nos escogería? Llevaba años abandonada, enferma y hasta desahuciada.
  • “Tuvo un tumor, tiene problemas renales, hepáticos, pancreatitis, gastritis, anemia, además perdió el 80% de los dientes. Entiendan que ella no va a correr, no va a jugar con ustedes y es posible que no dure mucho”, nos advirtieron. “¿Están seguros?”, preguntaron de nuevo.
  • “Sí”, respondimos. No nos la pudimos llevar de inmediato, tenía parásitos y requería una ecografía para determinar si estaba sana. Llegó el 31 de enero en una jaula. No hacía contacto visual, estaba inquieta y los primeros días se quedaba en el balcón mirando a la nada.
  • ¿Qué ha pasado en un año? Su tamaño, su raza y su enfermedad hacían que orinara mucho y con un olor muy fuerte, por lo que todos los días había que limpiar cantidades enormes y olorosas de orina.

  • En menos de un mes le enseñamos a ir al baño y, a pesar de lo ruca, aprendió y ya va por su cuenta al lugar que le enseñamos. Su pelo, seco e hirsuto cobró brillo y con el paso de los días entendió que tenía un nuevo hogar y una familia que está con ella todos los días.
  • Mira a los ojos, reconoce mi olor a la distancia, coge su pelota favorita cuando llegamos de la calle y nos hace perseguirla por toda la casa, le encanta la menudencia de pollo y entiende que tiene un snack asegurado cuando se cansa en el 2° piso y se anima para llegar al 3°.
  • Sus enfermedades no tienen cura, solo control, pero todos los niveles han estado bien, tanto que por más de ocho meses no hubo rastro de anemia en su cuerpo y las otras condiciones se mantuvieron estables.
  • Esta historia no tendrá un final feliz de cuento, de años de compañía y apoyo mutuo, sabemos que es un contrato a término fijo e iremos hasta donde ella quiera, con el compromiso de que no sufrirá, sin importar lo apegados que estemos.

  • Sin importar que nos rompa el alma el no verla más, la promesa que le hicimos es que no sufrirá. Y solo puedo decir que en este año que la señora Gilma lleva en nuestro hogar no le conozco su llanto.
  • Feliz cumple, mis viejitos, la promesa era darte una mejor vida, pero fuiste vos la que mejoró la nuestra.

Hilo de #Twitter hecho por Alejo Mercado
@AlejoMercado10
Especialista en Periodismo Digital, corresponsal del diario El Tiempo
 Medellín

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido