Fue todo un éxito

414 views
4 mins read

Ante la preocupación que me embarga por las cifras de pobreza monetaria y multidimensional, el desempleo y la inseguridad actual, y después de visitar la 1ra feria internacional de café, cacao y agroturismo en el Huila, se me ocurrió la idea del “1er FESTIVAL DE LA EMPANADA” en Neiva, como una manera de apoyar a otros sectores, promover el emprendimiento y ayudar a la reactivación económica.

Invitamos a la fundación “Es entre todos” a través de su presidente Ricardo Vera para que se sumaran en la organización del festival. Hablamos con la Cámara de Comercio del Huila, a quien le agradezco a su presidente Ariel Rincón y equipo de trabajo por creer en este evento, que sin motivación política alguna, se desarrolló en la plazoleta de la CCH, un lugar de fácil llegada para todos. Algunos empresarios aportaron también.

Soy diputado actualmente – no candidato- y dentro de mis funciones como diputado está trabajar por el desarrollo socioeconómico del departamento. Desde la asamblea nos hemos caracterizado en trabajar por el emprendimiento, como lo demuestra nuestro papel para la hoy Política Pública de Emprendimiento, Empresarismo e Innovación en el Huila. Este festival que lideramos y apoyamos únicamente pretendía promover el emprendimiento. Es lo que hicimos y mostramos.

La empanada es un producto que nos convoca a todos, ¿Quién no se come una buena empanada? Su venta se ha convertido en el sustento de muchas familias. Son miles las empanadas que se venden diariamente en nuestra región. Comenzamos visitando diferentes emprendimientos para conocerlos, probar su producto y motivarlos para participar del festival, donde realmente los principales beneficiados son ellos. Este recorrido me dio la oportunidad de conocer las historias detrás de cada venta de empanada, unos proyectos de años y otros recién creados porque la empanada se convirtió en un resuelve para algunos que perdieron su empleo durante la pandemia.

La convocatoria fue tremendamente exitosa. El festival contó con 27 emprendimientos, todos con su producto especial y acompañado de ajís y guacamole. La entrada fue libre. Las cifras resultaron históricas como lo dijeron emocionados los mismos emprendedores. Se tuvo alrededor de 20.000 visitantes y se vendieron cerca de 30.000 empanadas. Un solo negocio que en promedio vende 80 diariamente, llegó a vender más de 400 empanadas en un día. Miremos lo positivo.

Creo que la buena política es la de hacer y cuando tienes una credencial te eligen para trabajar y hacer por los demás. Ante la situación que arrojó la pandemia todos debemos ayudar. Alguien debe hacer algo. La gente necesita ideas nuevas y hechos. Así mismo, consensos para unir esfuerzos que acelere la reactivación económica. Algunos critican que se haga, pero odian que no se haga nada y tampoco proponen. Ninguna actividad es perfecta. Algunos la vieron como ridícula. A mi me alegra que fue un rotundo éxito, que realmente visibilizó a los emprendedores y mejoró sus ingresos. Finalmente, brindó un espacio para que muchos con sus amigos compartieran.

Gracias a todos los visitantes, a los emprendedores y a los que comprometidamente ayudaron. Ante los resultados vistos, haremos otros festivales para apoyar más emprendedores. ¡Quedó demostrado que sí es posible unir esfuerzos y definitivamente es entre todos que salimos adelante!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido