Fracaso en la educación pública

466 views
5 mins read

Culpa de profesores o de los adelantos tecnológicos

Hace unas semanas vimos como el señor rector del Colegio del Municipio de El Hobo Huila prohibía el uso de teléfonos celulares dentro de las instalaciones de la Institución, medida celebrada por los padres de familia, quienes culpan del fracaso de la educación de sus hijos a los avances tecnológicos.

El problema no son los dispositivos móviles, el problema es el uso que se le está dando a dichos dispositivos, es innegable que el mundo avanza hacia la virtualización del quehacer diario, veamos algunos ejemplos: las bibliotecas ya son virtuales, las transacciones bancarias se hacen por intermedio del celular, compras de forma virtual, entre otras actividades.

En este contexto se mueven los jóvenes de hoy, contexto que nosotros aun estando inmersos en el mismo, desconocemos como ven la vida nuestro0s jóvenes, no comprendemos su mundo, en últimas el señor rector terminará por prohibir el uso de la computadora porque hace lo mismo que un teléfono celular. El Gobierno Nacional crea el Ministerio de las TICS desde donde se viene promoviendo el uso de los adelantos tecnológicos necesarios para el quehacer educativo.

Es necesario garantizar como padres de familias que nuestros hijos tengan la capacidad de hacer uso responsable de la tecnología, de lo contrario los seguiremos sepultando en el mundo de los marginados.

La debacle en los resultados de calidad de la Educación radica básicamente en la jornada escolar, mientras los privados estudian cerca de nueve horas diarias, nuestros hijos de colegios públicos solo seis horas diarias, de ahí en adelante saquen cuentas ustedes, cuantas horas de más reciben los estudiantes de colegios privados frente a los de los públicos.

Entonces los culpables de los malos resultados académicos de las Instituciones Públicas no son los dispositivos móviles o tecnológicos sino los profesores agrupados en FECODE y la ADIH quienes se oponen a la jornada única de nueve horas diarias, aquí quiero señalar que gracias a los acuerdos de estas organizaciones de docentes los niños más pobres del país se quedaron sin el complemento del desayuno que se les entregaba, esta fue una de las exigencias del magisterio para levantar el paro indefinido del año 2017, esto se puedo corroborar en el acta de acuerdo del 16 de junio de 2017, en dicha acta el magisterio pactó con el gobierno nacional que a los estudiantes de las instituciones públicas solo se les suministrara el almuerzo, exigencia que el gobierno les cumplió expidiendo el Decreto 2105 del 14 de diciembre de 2017, todo porque si les seguían suministrando el desayuno tendrían que dar comienzo a las clases no antes de las 8 de la mañana, lo que obligaba la permanencia del docente en horas de la tarde dentro de la Institución Educativa. Este tipo de decisiones si afecta el rendimiento de los escolares más pobres.

Es necesario para mejorar la calidad educativa de las Instituciones públicas implementar la jornada única de nueve horas diarias para bachilleres, que con su actuar los docentes se oponen a su implementación, para que a la Universidad Pública lleguen los hijos de nuestras bases populares, mientras tanto seguirán llegando a la universidad los egresados de colegios privados que obtienen mejor puntaje en las pruebas ICFES.

lo que tiene que hacer la institución es educar a los estudiantes en el uso adecuado de la tecnología, nosotros no sabemos hacerlo. Lo que se necesita es una institución educativa que forme a los jóvenes para ponerlos en capacidad de sortear los retos de la modernidad para que sean ciertamente competitivos, y no es con prohibiciones. Es con educación.

Por: Raúl Andrés Herrera Suaza – raulherrera8312@hotmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido