¡Estamos a tiempo!

¡Estamos a tiempo!

No debe ser fácil dar manejo a los cientos de problemas que aquejan al País, al Departamento y a la Capital, más cuando el COVID – 19 ha dejado en quiebra a miles de empresas a nivel mundial como por ejemplo a LATAM, Aeroméxico, Hertz, J. Crew, Victoria´s Secret, AIRBNB, Nike, ROLEX, ZARA y muchas otras que engrosan ese fatídico listado.

En Colombia el listado también es muy amplio lo encabeza Avianca Holdings, además Mario Hernández ya anuncio el cierre de algunos de sus locales y la cadena de restaurantes de los hermanos Rausch cerró definitivamente, así como también la cadena de hoteles de Silvia Tcherassi, del mismo modo continúan más de 80 mil negocios formales que, según el informe presentado hace apenas unos días por Fenalco, cerraron definitivamente; por supuesto, no se escapan cientos de negocios que en Neiva y en el Huila, han tenido que cerrar definitivamente o simplemente, cerraron hace unos meses para no volver a abrir jamás.

Estar en el sillón de los que fungen como mandatarios el día de hoy, no solo a nivel local, sino a nivel mundial, no debe ser fácil; pero como ciudadano sí es importante que aplaudamos sus aciertos y cuestionemos sus desaciertos, ya que de eso dependerá, incluso, la vida de muchas personas (tanto en la salud física como económica). Atravesamos una pandemia que, históricamente, deja al traste la economía global y más a una región cuyos habitantes –en su mayoría- viven del día a día.

Creo que ninguna economía por fuerte que sea, estaba preparada para soportar este embate, así que tampoco podemos esperar mucho de nuestra endeble economía local, la que hoy nos tiene, no solo en el primer lugar en desempleo de Colombia con más del 40% y con una desesperanza generalizada, sino que, nos pone al borde de la alerta roja por la falta de camas UCI ante un incremento descontrolado del virus.

Sin embargo, una acelerada planeación y un oportuno análisis de los datos, pueden ayudar a establecer medidas que sean consecuentes para equilibrar las cargas que combatan paralelamente la crisis de salud y la crisis económica, más cuando nuestra economía depende en un 90% del comercio y de la agricultura.

Las medidas apresuradas, vacías en planeación y sensatez, no sólo han generado desaciertos, sino que han conllevado a agudizar la crisis económica que estamos enfrentando a nivel local, en tal sentido, es imperiosa la necesidad de que reaccionemos, de que concertemos y que actuemos frente a este panorama que generará pánico si no se corrige su andar ¡aún estamos a tiempo!

Adenda: Cientos de casos de hurtos se han registrado en la Ciudad en las últimas semanas. La inseguridad: otro flagelo al que debemos sobrevivir los ciudadanos que tenemos que salir a buscar el sustento diariamente; insto Faiver Hoyos, Secretario de Gobierno a que se enfoque en lo verdaderamente importante y en cumplir las metas propuestas en contra de la inseguridad desbordada.

Por: Jorge Lozano Mestre – labrajor@gmail.com
Twitter: @JorlozanoMest

TSM Noticias
ADMINISTRATOR
PROFILE