Estados Unidos, invicto y líder

368 views
4 mins read

Las selecciones de Estados Unidos y Panamá empataron 1-1 en el segundo partido de la tercera y última doble jornada del Grupo A de la decimotercera edición de la Copa Oro.

El empate dejó a Estados Unidos líder invicto del grupo con siete puntos y clasificado a los cuartos de final, junto con la selección de Haití, que en el primer partido dio la sorpresa al vencer por 1-0 a Honduras, y quedó segundo con cuatro puntos.

Panamá, que también concluye la primera ronda sin conocer la derrota, ha tenido tres empates y tendrá que esperar a que finalice la competición en los otros dos grupos para ver si consigue tener uno de los dos mejores terceros puestos que dan acceso a los cuartos de final.

Por el pasaje

Panamá sabía que ante Estados Unidos el triunfo era el único resultado válido que le permitiría quedar líder del grupo y no depender de nadie, de ahí que salió al terreno de juego del Sporting Park de Kansas City con la mentalidad ganadora e imponiendo el ritmo de juego.

Llegó el gol de Panamá al minuto 33 en una gran jugada del delantero Luis Tejada que penetró por la derecha hasta el fondo de la línea de portería defendida por Brad Guzan y le dio un buen pase a Blas Pérez que solo tuvo que tocar el balón para ponerlo dentro.

El entrenador alemán de EEUU, Jürgen Klinsmann, se decidió por Clint Dempsey en lugar de Chris Wondolowski en la segunda parte y sentó a Alfredo Morales, que no estuvo acertado en el centro del campo, dando entrada a DeAndre Yedlin.

Los cambios resultaron como Klinsmann esperaba, mayor control de balón en el centro del campo y más oportunidades de gol dentro del área de Panamá.

El resultado fue la llegada del gol del empate en el minuto 54 con una gran jugada del centrocampista Alejandro Bedoya, que le dio un pase perfecto a Michael Bradley, quien remató a placer sin que el arquero panameño Jaime Penedo pudiese hacer nada por evitarlo.

Los jugadores panameños, poco a poco se vieron superados por Estados Unidos, más fresco de ideas y de piernas.

El entrenador colombiano Hernán Darío Gómez intentó darle vida de nuevo a su equipo y eligió a Miguel Camargo por Valentín Pimentel para recuperar el control en el centro del campo.

Pero no resultó, Estados Unidos ya más tranquilo y seguro tras el gol del empate, comenzó también a crear claras ocasiones de gol y poco a poco impuso su fútbol.

Los canaleros lucharon hasta el final en busca del segundo gol con dos ocasiones en el tiempo de descuento que protagonizaron Pérez y Armando Cooper con sendos disparos a puerta, donde se encontraron con la buena colocación de Guzan que impidió que el balón llegase de nuevo al fondo de su portería.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido