¿Es en la casa o el colegio?

265 views
6 mins read

Tuve la oportunidad maravillosa de ser un hijo del sistema público educativo, desde la primaria hasta los estudios de doctorado, siempre estuve y estoy en lo público y puedo dar fe, que gracias a él soy lo que soy.

En un país en donde la opinión pública es tan superficial y se generan juicios de valor y generalizaciones sobre un determinado hecho, hablemos por ejemplo de lo ocurrido en el Colegio INEM de Medellín, es fundamental dar al César lo que es del César, no creo y puede corroborarse en los proyectos educativos institucionales de todos los colegios y escuelas del país, que exista en los currículos alguna materia que indique que para solucionar los conflicto hay que agredir al otro incluso hasta apuñalarlo.

Contrario a ello, en las escuelas y los colegios se enseña el valor de la vida, la tolerancia, el respeto, la puntualidad, el diálogo y el amor entre otros principios y valores que de manera pedagógica y didáctica son repasados, evaluados y con insistencia desde todas las áreas del conocimiento, se trata de encausar el comportamiento de nuestros educandos, obviamente esto nunca será suficiente dado que existen otros espacios de aprendizaje y socialización con los que la escuela y los colegios compiten.

En este caso me refiero a que en la casa, en la calle, en la televisión, en las redes sociales, en la música, entre otros ámbitos de socialización y de aprendizaje se insiste en la ley del más fuerte, se ovaciona con obstinación al narcotraficante, al político corrupto, al machista, al que toma la justicia por la propia mano, al que se burla del bobo que se le ocurre que si es posible ser honesto, al que insulta, al que grita, al que ordena matar o instigar a que se mate, al que repite discursos de exclusión y segregación, o de persecución al otro, como si no hubiésemos superado la guerra civil entre liberales y conservadores.

Colombia requiere de una emergencia educativa, en donde se replante la forma en que estamos formando a nuestros niños, con una escuela y unos colegios que se apropien de esos discursos hegemónicos y totalitarios y los decodifique  para hacer frente a tanta insensatez.

Necesitamos medios de comunicación formativos y no desinformativos, que de manera responsable promuevan el respeto a la vida y que veten de ser necesario, a esos periodistas y productores de televisión y de radio que viven del dolor ajeno y de la morbosidad que produce la noticia.

Necesitamos educación de la cuna hasta la tumba como diría nuestro nobel Gabriel García Márquez, para que rechacemos conscientemente al que promueve el odio como herramienta para consolidar su poder, o que por vía del miedo trata de construir al enemigo común desviando la atención de los verdaderos problemas la pobreza, la inequidad, la financiación de la educación, la corrupción, la violencia y la exclusión en un país que rico, se desangra por vía de los corruptos que se jactan de gozar de privilegios y de la impunidad rampante, con beneficios de casa por cárcel y de penas irrisorias mientras que el que se roba una gallina, o el vendedor ambulante que busca para comer, es perseguido sin misericordia demostrando que la justicia es para los de ruana.

Es necesario hacer una alto en camino, para entender que de la cultura del atajo, no hay nada bueno, que cada hecho de corrupción termina afectado de manera directa o indirecta a los que más lo necesitan, cuantas casas, colegios, hospitales e universidades se puede sostener o edificar con los billones de pesos que se lleva la corrupción, es hora de que nos despertemos, de que nos pongamos las botas y salgamos a educar al pueblo para que este, soberano y consciente le diga al que lo quiere dominar, no me crea tan pendejo que en la casa me enseñaron y le enseño a mis hijos que usted no vale la pena y que llegó la hora de desenmascarar sus fútiles intereses, primero la dignidad, primero la vida, primero el diálogo, primero la paz pues en la casa ya entendimos que es el pueblo, con el pueblo y para el pueblo que este país podrá cambiar.

Por: Alfredo Vargas Ortíz – alfredo.vargas@alcaldianeiva.gov.co
Twitter: @Alfredovargaso – Secretario de Educación

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido