Érase una vez… una inversión necesaria

497 views
6 mins read

Esta semana, nuestro país fue anfitrión de uno de los eventos más importantes que en materia de seguridad vial se desarrollan a nivel mundial: la III Jornada Iberoamericana de Seguridad Vial Municipal, un evento internacional que cada año elige ciudades anfitrionas que quieren fomentar el dialogo municipal en materia de seguridad vial.

El evento, desarrollado en la ciudad de Bogotá, en el marco de la Semana Distrital de la Seguridad Vial, contó con expertos internacionales de España y México en esta materia, al igual que con la presencia y exposición de secretarios municipales de Medellín, Bucaramanga, Villavicencio, Itagüi y Pereira.

La “Jornada Iberoamericana de Seguridad Vial” – JISEVI – es una iniciativa de la Fundación Centro de Apoyo a Víctimas de Accidentes de Tránsito “Nicole Paredes” –CAVAT-, que nació como resultado del plan de trabajo de las Naciones Unidas en el Decenio de Acción para la seguridad vial 2011-2020, el mismo que comprende 5 pilares, con el objetivo de reducir las víctimas de siniestros viales.

Otro generador de la – JISEVI –  es el Plan de Acción de la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Víctimas Contra la Violencia Vial -(FICVI)- y la –Cavat, para el periodo 2012-2015, denominado “Todos Somos Parte de la Solución”.

Si bien la seguridad vial debe ser una de las principales apuestas del Estado, la falta de acciones concretas en esta materia son una constante, fue hasta la creación de la ley 1696 de 2013 o “Ley anticonductores ebrios” autoría del Movimiento Político MIRA, que se empezó a trabajar este tema.

Precisamente por esto, hace algunos días en el congreso de la Republica, el Representante Carlos Guevara, realizó el debate de control político “Seguridad Vial en Colombia”, en el cual se señaló que la tasa de incremento anual de lesionados por accidentalidad en el país, estará por encima de las 46.000 personas a finales del 2015.

Según la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional, en 2014 se registró 44.452 lesionados y 6352 muertos en accidentes de tránsito, y para 2015 se proyecta que llegarán a 6714, es decir, algo así como 18 personas muertas a diario. Lo más alarmante, es que muchas de las lesiones se deben a la mala calidad de partes y accesorios.

Para el caso de autopartes, la norma de calidad es mínima y no incluye todos los repuestos. Por ejemplo, para certificar las llantas solo se cuenta con un laboratorio que verifica su calidad, pero curiosamente la prueba no incluye las normas mínimas de adhesión al pavimento.

Y es que la falta de aplicación de las normas técnicas internacionales como: control de incendios, sistemas antivuelco y frenos auxiliares son las causantes de múltiples accidentes en el país.

En el caso de los sistemas de transportes públicos, la norma se ha limitado a exigir solo un extintor, aun cuando diversos estudios han manifestado que a la hora de un incendio, la funcionalidad de este es nula.

Para el caso de Neiva, preocupa grandemente, ya que de los 696 buses que hoy ruedan por la ciudad, 481 ya cumplieron su vida útil, pues tienen más de 10 años de uso y por ende no cumplen con las mínimas garantías de seguridad, frente a esto la Secretaria de Movilidad siempre ha manifestado que con la entrada en operación del SETP, todo se solucionará.

No obstante, desde la bancada vertical del Movimiento Político MIRA, desde el Concejo de la ciudad, siempre hemos expresado que Neiva carece de un Plan Integral de Movilidad, lo que ha generado que se diseñen rutas sin pautas,  diagnósticos ni diseños claros y que además no existe la más mínima articulación entre el SETP y el POT.

Pero más allá de esto, hemos exigido que la seguridad vial, deje de ser en materia de controles y de imposición de comparendos – 23.319 a la fecha – o inmovilización de vehículos – 13.068 a la fecha -, pues si bien es de suma importancia atacar las infracciones a las normas de tránsito, se requiere de programas que generen una verdadera conciencia vial, no es posible que siendo los recursos de las infracciones de tránsito tan numerosos, y obligando la ley a invertirlos entre otras cosas para mejorar la seguridad vial, se sigan haciendo campañas efímeras que en últimas no generan sino un gasto.

Si queremos seguridad vial debemos hacer una inversión necesaria.

Por: Karlos Umaña Arias – karlos.umana@gmail.com 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido