Érase Una Vez… Un tanto desequilibrado I

519 views
4 mins read

A medida que trascurren los días en medio de los “Diálogos de Paz” por parte del gobierno Nacional con la guerrilla de las Farc, crece la expectativa por parte de la opinión pública sobre cuál será el siguiente pasó.

Pues sin importar que dichas negociaciones han carecido de verdaderos gestos de paz, y han estado rodeada de innumerables sucesos cuestionables, siguen con su marcha, y al parecer no se detendrán sino hasta la firma de un acuerdo que ponga fin al conflicto – Ojala y así sea-.

En 1988, Colombia vivía un momento similar, bajo el timonel del Doctor Barco,  se evidenciaron las múltiples falencias de la Constitución Nacional de 1886, y es ahí precisamente dónde surge la idea de reformar la carta magna, pues debido a las diferentes coyunturas, nuestro país necesitaba de un nuevo acuerdo político que uniera a todos los sectores y a la sociedad, de cara al desarrollo.

Así, con más de dos millones de votos, en las elecciones parlamentarias de 1990 se aprobó la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, la cual tuvo lugar el 9 de diciembre del mismo año, donde se eligieron 70 delegatarios a la Asamblea, pero más allá de un mecanismo para crear una nueva carta de navegación del país, esta Asamblea se constituyó también como una forma de sellar el proceso de paz que el gobierno adelantaba con diversos grupos armados ilegales, de hecho, cuatro miembros de estas agrupaciones participaron en el proceso, con voz pero sin voto.

Desde que iniciaron los diálogos de La Habana, es mucho lo que se ha rumorado sobre una eventual Asamblea Nacional Constituyente, de hecho las FARC en reiteradas oportunidades han manifestado su deseo de que este proceso sea realizado, no obstante el gobierno ha sido enfático en manifestar que hay que defender la institucionalidad del país entendiéndose la actual Constitución Política como dicha institucionalidad. No obstante pareciera que la defensa de esta fuere solo a conveniencia.

El 9 de Marzo de 2014, precisamente el día de la conformación del actual Congreso de la República, el Gobierno Nacional radicó ante esta corporación un proyecto de “Acto Legislativo o Reforma Constitucional” Denominado “Reforma de equilibrio de poderes y reajuste institucional”, el cual “Songo Sorongo” ha ido avanzando hacia su aprobación, encontrándose en este momento a debates de ser incluido como modificación en nuestra carta magna.

En primera medida se eliminan todas las formas de reelección, lo que según el gobierno es una figura antidemocrática que genera acumulación indebida del poder – ¬ ¿se le olvidará al Presidente como llego nuevamente al cargo?-.

Igualmente, desaparecerá el Voto Preferente pero garantizándose “Lista Cremallera” – Valga mencionar; Concepto creado y aplicado desde el 2010 por el Movimiento Político MIRA, que consiste en  Hombres y Mujeres intercalados”, y aparecerá la figura del premio de consolación, pues los candidatos al ejecutivo (Presidencia, Vicepresidencia, gobernaciones y alcaldías) que queden en segundo lugar obtendrán una curul en Senado, Cámara de Representantes, asambleas y concejos, respectivamente. (Continuará…)

Por: Karlos Umaña Arias – @karlosua

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido