Érase una vez… Sin poder participar

590 views
6 mins read

 

La sordera es una dificultad o imposibilidad de usar el sentido del oído. Esto, puede ser por hipoacusia (Pérdida de la capacidad auditiva parcial) o  cifosis (Pérdida de la capacidad auditiva total).

En este sentido, una persona sorda es incapaz de escuchar. Para expertos en la materia, esta situación se presenta de forma hereditaria o puede ser consecuencia de una enfermedad, traumatismo, exposición a largo plazo al ruido, o medicamentos agresivos para el nervio auditivo.

Según el Instituto Nacional para Sordos -INSOR-, a la fecha en nuestro país son casi medio millón de personas las que padecen esta condición de discapacidad, de las cuales 1192 residen en la capital Opita. Por eso, tomando en cuenta que El primer Congreso de la Federación Mundial de Sordos  -FMS- tuvo lugar en septiembre de 1951, y que en 1958 la –FMS- lanzó por primera vez el Día Internacional de la Persona Sorda, desde entonces anualmente durante el último viernes del mes de septiembre se conmemora este día, en el cual se  realiza una variedad de actividades culturales y artísticas que buscan llamar la atención de las autoridades y el público en general, para estimular todavía más los grandes esfuerzos por promover los derechos de las personas sordas en el país.

Si bien, recientemente el –Insor- y la Secretaria de Educación Municipal, pusieron en marcha un proyecto piloto para educación de no oyentes en Neiva, el cual según su directora busca “mejorar la calidad de la educación de los niños sordos, ya que en el país los resultados no han sido los mejores a pesar que ahora hay más niños escolarizados y colegios más incluyentes”, la realidad es otra totalmente diferente, y los esfuerzos que hoy día se hacen en el municipio por las personas en situación de discapacidad, son pírricos.

Valga no más recordar que la Escuela Normal Superior, que es la institución educativa oficial habilitada para atender académicamente a la población sorda de Neiva, cada año vive un calvario administrativo y académico, pues siempre carecen de los intérpretes o Modelos Lingüísticos – una persona que tiene formación y facilita el aprendizaje del lenguaje de señas en los niños sordos- para atender a sus estudiantes. El problema generalmente es de contratación y presupuesto, y los afectados siempre son los mismos: Los estudiantes que aunque quieren ser escuchados, no cuentan con la oportunidad de hacerlo.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística –DANE- para el año 2005 el Huila contaba con 25.994 personas en condición de discapacidad, de las cuales, 7.732 pertenecían a Neiva. Y estas, desafortunadamente son las únicas cifras oficiales que se manejan en la materia, pues no ha existido ninguna voluntad para actualizarlas, ya que a la fecha se carece de una caracterización que diga cuántas personas con discapacidad hay, qué clase de condición padecen y a qué institución se puede incluir esa persona para que reciba una educación adecuada según la necesidad de cada uno.

Frente a esta problemática tan sentida, la bancada vertical del Movimiento Político MIRA, ha venido proponiendo la creación de una Política Publica para las personas en situación de discapacidad en el municipio de Neiva, en donde la administración se comprometa para  adelantar acciones en pro de la inclusión de esta población, generando y adecuando espacios para que así Neiva entre en la ola de la inclusión, no obstante, aunque este proyecto se ha presentado en más de  cuatro ocasiones en el cabildo municipal, curiosamente siempre termina hundido por los Honorables Concejales y por su parte la Alcaldía no ha hecho ni el más mínimo esfuerzo por convertirlo en Acuerdo Municipal.

Por esa razón en el marco del Acuerdo Por Neiva, se logró incluir en el quinto punto, la creación, adaptación e implementación de esta política pública, pues la única forma de brindarle soluciones reales a esta población, es proyectando obras y gestiones a largo plazo, y no tratando de hacer en un cuatrienio, lo que la voluntad política deje hacer y como siempre acontece como resultado, una población tan importante, rezagada, sin poder participar.

Por: Karlos Umaña Arias

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido