Érase una vez… la otra mitad

349 views
6 mins read

Karlos Umana AriasRecientemente se realizó en nuestro pais la mesa de género de la cooperación internacional, este proceso es liderado por el Grupo de trabajo para el liderazgo, inclusión y representación política de las mujeres, en particular por ONU Mujeres, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD, el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD) y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Pero por extraño que parezca el nombre, esta es la tercera edición de este proceso, que entre otras cosas es el encargado de medir la igualdad entre hombres y mujeres en los partidos y movimientos políticos, como tambien la continuidad en el ejercicio.  Esta ranking, en el que tambien participan entidades como la Registraduria Nacional del Estado Civil, el Consejo Nacional Electoral y el Centro Nacional de Consultoria, se ha convertido en la principal  herramienta para hacer seguimiento al compromiso de los partidos en reducir las brechas de género, causantes de robarle los espacios que por derecho propio le corresponden a las damas.

Para esta edición la mesa de género tomo en cuenta los pasados comicios electorales para determinar que tanto protagonismo se le brindan a las mujeres al interior de las colectividades, pues no basta con otorgarles un aval, el compromiso va más allá, debe brindarlseles apoyo y oportunidades reales para poder ser electas en los cargos públicos como también la posibilidad de participar en los cuadros directivos de sus partidos y fue precisamente por estas razones que la mesa de género decidió que de los 13 partidos y movimientos políticos legalmente constituidos en COLOMBIA, el que más ha avanzado y es referente en esta materia es el Movimiento Político MIRA.

Y aunque este reconocimiento es un gran honor, no nos toma por sorpresa, pues la labor que MIRA ha venido realizando por la dignificación y participación de la mujer es constante al punto de tocar todos los aspectos que las afectan. Por ejemplo como Autores de la Ley de equidad salarial entre hombre y mujeres, la colectividad ha estado supervisando el cumplimiento de la misma para garantizar así su efectividad y cerrar esa horrible brecha que tanto afecta a las damas que hoy por hoy causa que el 12% ganen menos que los hombres en cargos de “segundo nivel”, solo el 41% de la fuerza laboral de planta sean mujeres; y que de las 48.6 horas promedio que trabajan ellas a la semana, reciban no más el  pago por 19.5

Si bien la norma esta vigente, también es importante que se establezca un compromiso por parte de los sectores públicos y privados, por tal razón, tomando en cuenta que según el Ranking de Equidad de Género Corporativo, que realizó la firma consultora Aequales, junto con el Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa), las empresas 3M, Citibank, Manpower, Kreab y Johnson & Johnson, son pioneras en fijar dentro de sus organizaciones, mecanismos y acciones que permiten la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, la bancada del Movimiento MIRA en el congreso de la República les condecoró con la “Orden de la Democracia».

Estos son los compromisos que en materia de equidad de género deben establecerse. Por ejemplo a nivel local es menester destacar la iniciativa del mandatario de los neivanos, de brindarle a las mujeres la oportunidad de participar activamente en su gabinete, pues con 12 damas en este, el Dr. Lara ha tomado una decisión histórica, la de reconocer y valorar el esfuerzo de ellas. Y mal sería no destacar el papel de la Ingeniera Diana Paola Solaque, Secretaría de Vías e Infraestructura, mujer altamente preparada que en medio de la sencillez ha hecho de los barrios su despacho.

Del mismo modo, la arquitecta Cielo Ortiz, Gerente de EPN, quien al igual que Solaque, ha combinado sus excelentes habilidades, con la participación comunitaria.

Es así como con ejemplos claros y palpables, las mujeres nos demuestran que aunque son nuestra Otra Mitad, su compromiso y amor por lo que hacen, las convierte en todas unas heroínas.

Por: Karlos Umaña Arias – karlos.umana@gmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido