Érase una vez… la fuerza de los años

398 views
5 mins read

Karlos Umana AriasSegún el Departamento Administrativo Nacional de Estadística –DANE- , en nuestro país existen 4.628.394 personas mayores de 60 años, es decir, un 10 por ciento de la población colombiana. Y un número significativo de ellos vive en zonas rurales. Esto lo corrobora la Encuesta de Calidad de Vida desarrollada por la misma entidad, según la cual, en el campo viven 1.088.000 personas mayores de 60 años.

Para la Organización Mundial de la Salud –OMS-, se deben generar protocolos urgentes que busquen profundizar en el “Envejecimiento Activo”, el cual se considera como el proceso de optimización de las oportunidades en relación con la salud, la participación y la seguridad para mejorar la calidad de vida a medida que se envejece; es decir, que cuando lleguemos a la edad dorada, contemos con lo mínimo necesario.

Para esto urge generar acciones en beneficio de las Personas Mayores, abordadas en dos líneas simultáneamente, sin privilegiar una sobre la otra: por un lado mejorar sus condiciones de vida socio económicas conjuntamente con el problema de la marginalidad y por el otro crear mecanismos que minimicen la exclusión social, lo cual se ha convertido en una constante para esta población, pues a diario observamos situaciones que limitan su desarrollo, entre ellas, dificultades en el acceso a servicios básicos, a la tecnología, las situaciones de abandono, la baja escolaridad, el desplazamiento forzado, escasas redes de apoyo, una fuente de ingresos que no es fija y el gran común denominador, carencia de una pensión de vejez.

Es por esta realidad, que la bancada del Movimiento Político MIRA en el Congreso de la República, en cabeza de la doctora Guillermina Bravo, desarrolló una Audiencia Pública para tocar los principales temas que aquejan a la población de los Adultos Mayores y generar así un espacio transversal de construcción de propuestas.

De este ejercicio surgieron iniciativas importantes, como la de presentar un proyecto de ley para crear el Observatorio Nacional del Adulto Mayor, de tal manera que exista un mayor control a los recursos que el Gobierno le entrega a los entes territoriales, y que se adelante a su vez un debate de control político en el Congreso, para analizar el cumplimiento de las leyes establecidas para el Adulto Mayor, y generar también un mecanismo de atención prevalente en salud a esta población, ya que se evidenció que nuestros abuelos son los que más están sufriendo la crisis por la que atraviesa la salud, pues del Total de adultos mayores que habitan en el país, el 63 % están enfermos y sólo el 36% logra acceder al derecho a la salud, la mayoría mediante tutelas.

Para el caso de Neiva, valga la pena recordar que somos los autores del Acuerdo Municipal que creo el Cabildo del Adulto mayor, un espacio de participación ciudadana que permitirá a esta población, su representación ante la Administración Municipal, para tratar  los temas que los afectan de manera directa.

Ello implicaría la posibilidad de que el Adulto Mayor, participe en las decisiones de su interés ante la Administración, aprovechando sus fortalezas, y es eso es lo que precisamente hemos buscado desde la Bancada Vertical del Movimiento Político MIRA, demostrar que la fuerza de los años si existe, y que aquellos que con su esfuerzo forjaron la tierra que hoy es nuestra, merecen de todo el apoyo que se les pueda brindar para que su calidad de vida y dignidad humana sea cada día mejor.

Es por eso que con nuestros hechos como carta de presentación, de cara a los próximos comicios electorales, podemos afirmar que #ConLosAdultosMayoresSiSePuede.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido