Érase una vez… con el futuro endeudado

331 views
5 mins read

Karlos Umana AriasA más de $90 billones de pesos ascienden las deudas que los colombianos obtuvimos en el año 2014.

Esta cifra resultó del estudio anual aplicado por el Banco de la República, al sistema financiero de nuestro país. Lo que más se destaca son los créditos hipotecarios, que ascienden a $33 billones como también las tarjetas de crédito, cuyo monto fue de $20 billones.

Y si bien, se pensaría que el origen de estos compromisos financieros surgió de una dinámica económica prácticamente buena en el 2014 – Estabilidad laboral y Salarios Justos-, ya que eso genera confianza y por eso el colombiano se comprometió a pedir un capital, porque sabía que a futuro podía responder, la realidad es otra y a mi parecer muy preocupante.

Según el mismo estudio, lo difícil en nuestro país, no es acceder a un producto crediticio, sino darle cumplimiento al mismo, esto sin duda como origen a muchas variables; falta de empleo, informalidad laboral, salarios míseros y un altísimo costo de vida.

Eso es precisamente lo que engorda los registros de la cartera morosa de las diferentes entidades financieras, pues según el banco de la república el índice de morosos en el 2014 estuvo en el 4,9%.

Por esta razón, el principal problema es el mal manejo de las finanzas personales. En la actualidad de cada  $100 pesos de ingresos, el colombiano promedio destina $22 para cubrir compromisos financieros. Pero si el panorama es preocupante en la economía personal, a la hora de revisar las finanzas públicas del municipio de Neiva, la situación es peor.

Antes de salir del cargo, el exalcalde de Neiva, Pedro Suárez, hizo un balance de su administración, mal sería desconocer que en medio de algunos desaciertos, tuvo aciertos destacables, obras que llevaban décadas estancadas, mostraron un buen nivel de desarrollo, no obstante ¿a costa de qué?. El mismo día, el burgomaestre reconoció que Neiva quedaría endeudada, pero que la administración venidera no tendría de qué preocuparse. El 1 de enero del 2012, cuando inició la administración Suárez, existía una deuda pública de 45.000 millones de pesos.

A la fecha, dicha deuda asciende a más de 70.000 millones, lo cual genera gran inquietud. Primeramente porque estos compromisos financieros, deben ser atendidos directamente de los recursos propios de la ciudad, que a la fecha son de 80.000 millones, y de los cuales casi el 80% son usados para el sostenimiento del aparato administrativo. Pero más allá de este desfase, surge otra gran inquietud, y es que dentro de 15 años – tiempo estimado para cubrir estos compromisos financieros- Neiva habrá pagado más de 200.000 millones de pesos entre capital e intereses, algo así como lo que cuesta implementar el Sistema Estratégico de Transporte Público.

Durante nuestra permanencia en el Concejo de Neiva, como bancada del Movimiento Político MIRA, nunca apoyamos este tipo de endeudamientos, pues siempre argumentamos lo nefastos que son para la ciudad, generando sobrecostos a futuro que frenan el desarrollo, además la capacidad financiera de Neiva no es la apropiada y por si fuera poco, esto se convierte luego  en todo un problema para las administraciones venideras, como el que vive hoy Lara.

Valga no más revisar el déficit encontrado por la actual secretaria de hacienda y que llevo a un recorte de más de 12.000 millones de pesos en el presupuesto de este año. – ¿Que pensará al respecto el Concejal que ocupó dicho cargo en la pasada administración?- En ese orden de ideas, la anterior administración, no solo nos dejó algunas obras, sino también, el futuro, endeudado.

Por: Karlos Umaña Arias – karlos.umana@gmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido