En el Huila la paz tiene aroma de café

1044 views
7 mins read

Un exitoso proyecto en torno al café, liderado por reincorporados, florece en el municipio de Algeciras, brindando nuevas oportunidades a los firmantes de paz, y contribuyendo al desarrollo regional.

La Gobernación del Huila, a través de la Cadena Técnica del Café, viene participando activamente en un proceso para dignificar la labor que desarrollan los recolectores de café, de la mano de entidades como el Ministerio de Trabajo, el SENA, la Organización Internacional del Trabajo – OIT, el Comité de Cafeteros del Huila, entre otros actores.

Gracias a esta iniciativa, se logró hace unos días la firma del Pacto “Cosechar Trabajo Decente”, donde además se hizo entrega de certificados a recolectores de café del municipio de Algeciras, que les permitirá en adelante, y con el compromiso de los propietarios de fincas cafeteras, gozar de mejores oportunidades laborales.

Precisamente varios de los beneficiados con este proceso de certificación, corresponden a población reincorporada, quienes hallaron en el café una nueva oportunidad para mejorar sus condiciones de vida y la de sus familias, al tiempo que aportan con su trabajo a la dinámica económica de la región.

Reincorporados le apuestan a la paz en torno al café

Todo comenzó como un sueño en torno al café, teniendo en cuenta que en este municipio ubicado al nororiente del Huila, este renglón productivo es el que más aporta a la economía local, pues de acuerdo a la evaluación agropecuaria de 2022, en la localidad hay establecidas 6.000 hectáreas de cultivos de café, alcanzando una producción de 5.445,01 toneladas del grano.

Y fue en esta vocación cafetera en la que 18 firmantes del acuerdo paz vieron una oportunidad de iniciar un negocio, iniciativa a la que se fueron uniendo otras personas de la localidad mediante la conformación de la Cooperativa Multiactiva Agroindustrial de Algeciras – Coocafepaz. Y hoy no solo cultivan y compran café a sus 50 asociados, sino que también iniciaron el proceso de transformación para agregar valor al producto, labor que involucra población femenina como madres cabeza de familia, desplazadas, y reincorporadas, quienes le dan un toque especial mediante la selección, trillado, tostado, y empacado del grano, para conquistar los consumidores más exigentes con su propia marca Corah.

El café como transformador de vidas

Para Erika Almario Alvarado, Secretaria Técnica de la Cadena del Café en el Huila, estos procesos son muy importantes, y demuestran que más allá de ser los primeros productores de café del país, en cuanto a cantidad y calidad, este renglón productivo también se convierte en una nueva oportunidad de vida.

“Entregamos Certificaciones a los recolectores de café, especialmente a los protagonistas de este tiempo, que son las personas que se han integrado de nuevo a la sociedad, han dejado las armas, y han visto en el café la oportunidad de construir familia, de aportar al tejido social, y vemos cómo en esta oportunidad, por medio de la articulación interinstitucional, como lo menciona nuestro gobernador Luis Enrique Dussán López, el café sigue siendo el dinamizador de procesos constructivos a nivel regional y nacional”, indicó la profesional.

Para Erika Tatiana Pérez Gutiérrez, asociada a la Cooperativa Coocafépaz, el café no solo les ha permitido tener una nueva oportunidad de vida, sino contribuir a su construcción como individuos que aportan a la paz.

“Es un trabajo que venimos realizando con mujeres, para la transformación del café, a través de este proceso estamos aportando a la construcción del tejido social, mediante espacios de participación y espacios políticos, demostrando que por medio del café le estamos apostando a la consolidación del proceso de paz, con acciones concretas”, indicó la líder.

Por su parte Edna Yolima Calderón Ome, Directora Ejecutiva del Comité de Cafeteros del Huila, sostuvo que la caficultura no solo contribuye a la dinámica económica de la región, sino también a transformar sectores sociales vulnerables, con mejores oportunidades.

“La caficultura no solo representa un ingreso, un sustento para las más de 85.000 familias productoras, sino que cada día llega a nuevos sectores, como las poblaciones vulnerables, y es transformador de vidas. Hoy estamos viendo en esta población que tuvo una nueva oportunidad de vida mediante el apoyo de muchas instituciones, enmarcada en la siembra y transformación del café que hoy lo podemos ver en un producto terminado, con las mejores posibilidades de llegar al mercado, brindando valor agregado, y generando unos recursos que van a mejorar sus condiciones de vida, las de sus familias, y de las comunidades mediante la generación de empleo”, concluyó la ejecutiva.

Cabe resaltar que el compromiso del gobierno “Huila Crece” a favor de la caficultura, ha sido decidido, y muestra de ello es la inversión de los últimos tres años, con cerca de $90.000 millones para impulsar proyectos de fortalecimiento a este renglón productivo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido