En defensa del Acuerdo de Paz: Por la vida, hasta la vida misma

En defensa del Acuerdo de Paz: Por la vida, hasta la vida misma

Son cuatro largos años en los que como Colombianos hemos probado el dulce sabor de la paz luego de 50 años del conflicto, pero de manera inmediata la misma se desmorona por intereses desafortunados de quienes viven del discurso de la guerra y desde el escritorio legislan y se atraviesan como vaca muerta y como palo en la rueda para que dejemos la guerra.

Creo que en Colombia se ha aprendido a las malas que un acuerdo de paz debe incluir a todos los actores del conflicto, y ello implica como ocurrió en la experiencia sudafricana a los perpetradores de derecha y autores del Apartheid (segregación racial contra los sudafricanos) que terminaron siendo parte del gobierno sabiamente liderado por Nelson Mandela quien reconoció que sin ellos Sudáfrica no podría ser lo que es.

En este sentido, una primera enseñanza del actual proceso fue desmedir y desconocer los 50 años de dolor y de sed de venganza que causó la guerra, ese dolor que debió ser bien encaminado tenía que tener sus intereses representados en el acuerdo. Ya el tiempo ha dado la razón para considerar que esos intereses pusieron presidente, dieron para crear un partido y para que hoy con un poder desmedido con Fiscal, Contralor, Procurador y hasta Defensor del Pueblo hagan lo que quieran con el Estado.

No es así como se construye la paz, ella debe incluir a todos los actores, así sus intereses no nos represente, así sea que detrás del discurso político se escondan intereses personales e incluso ilegales propósitos, sin embargo, todos ellos debieron llevarse a la mesa de diálogo y lograr que estando dentro de la negociación se explicitaran sus propósitos y se llegaran a acuerdos que permitan avanzar como país.

Reconociendo que el proceso ha tenido varios inconvenientes, pues por des fortuna se ha registrado el asesinato de la firmante de paz Paula Andrea Osorio García, en Atrato (Yuto) Chocó y con ella llegamos a la deleznable cifra de 243 firmantes de Paz asesinados desde hace 4 años.

Sin embargo, como víctima del conflicto interno armado y como investigador del mismo, quiero manifestar mi férreo propósito de defender la paz, sin considerar que quienes se oponen a la misma no deben ser tenidos en cuenta, ellos y ellas, son el fiel reflejo del dolor causado y de las heridas abiertas que tiene nuestro país y debemos quienes defendemos la paz, abrir nuestros brazos para encaminar su estado de indignación hacia la reconciliación y el perdón.

Claro los actores del conflicto tienen que ayudar con este objetivo, reconociendo sus faltas, reparando a las víctimas y diciendo la verdad de lo ocurrido, para que con bases sólidas caminemos hacia un presente y futuro común.

La verdad estoy muy complacido con los resultados positivos de lo ocurrido hasta la fecha con el proceso de paz, pues son varios los avances que hemos tenido y que debemos comunicar sin agotar nuestra voz, por ello, hay que agradecer a quienes lideraron el proceso al mando del presidente Juan Manuel Santos, quien a pesar de todas la criticas que llueven sobre él, fue quien tuvo el valor de apostarle a la paz, junto con los negociadores de las FARC.

Por supuesto un inmenso agradecimiento a todos y todas las ex – combatientes que son más de 14 mil personas que se dieron una nueva oportunidad de vida y quienes hoy con sus familias, están pensando en otro camino.

En el siguiente apartado, presentaremos lo que consideramos los grandes logros del proceso de paz:

  1. Según la Misión de la ONU en Colombia, #GraciasAlAcuerdo se puso fin a un conflicto armado de más de 50 años entre el Estado Colombiano y las FARC-EP y se cimentaron bases sólidas para consolidar una paz sostenible. Colombia debe estar orgullosa de lo construido y de ser ejemplo de construcción de paz en el mundo.
  2. Gracias al Acuerdo de paz, ex-guerrilleros de las Farc se capacitaron y entrenaron durante tres años en una vereda del Caquetá para levantar las minas antipersonal que ayudaron a instalar durante la guerra. “En Colombia, más del 40% de las víctimas de minas son civiles de zonas rurales. En Briceño, Antioquia y Mesetas, Meta ex-guerrillera/os participaron de dos proyectos piloto de desminado humanitario que han abierto paso a iniciativas más grandes”. Por ejemplo, gracias a los proyectos piloto de desminado, se constituyó @HUMANICEMOS_DH, la primera organización de desminado del mundo surgida de un Acuerdo de Paz e integrada por ex – combatientes. Se espera que desminen miles de m2 en Caquetá.
  3. De acuerdo con INDEPAZ, se han evitado 3.100.000 nuevas víctimas en el conflicto y es claro que el 95% de los ex-combatientes están cumpliendo el acuerdo de paz
  4. El acuerdo de paz desarmó a 14.000 combatientes y redujo los homicidios de 16.000 a 12.000 por año, 4000 mil personas menos han muerto en nuestro país por causas del conflicto y sus elementos asociados.
  5. El acuerdo de paz, implementó el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición que es un sistema compuesto por diferentes mecanismos judiciales y extra judiciales con el fin de lograr la mayor satisfacción posible de los derechos de las víctimas del conflicto armado, asegurar la rendición de cuentas por lo ocurrido, garantizar la seguridad jurídica de quienes participen en el Sistema Integral y contribuir a garantizar la convivencia, la reconciliación y la no repetición del conflicto y así asegurar la transición del conflicto armado a la paz.
  6. Este sistema crear la Comisión para el esclarecimiento de la Verdad, la convivencia y la no repetición civil. La unidad de búsqueda de personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado que suman hoy más de 100 mil personas.
  7. El acuerdo de paz permitió la creación de la Jurisdicción Especial para la paz que en corto tiempo ha logrado que 12.625, personas sea sometidas a su jurisdicción, (Farc-Ep: 9.765, fuerza pública 2.733, agentes de estado diferentes a fuerza pública: 115 y protesta social: 12) que existan 446 víctimas individuales acreditadas y 221 sujetos colectivos acreditados en calidad de víctimas. Es importante resaltar que fueron concedidas 394, beneficios a los miembros de la fuerza pública.
  8. Según el Centro de Investigación y Estudios Sobre Conflictos Armados, Violencia Armada y Desarrollo (Cerac), reveló que desde que se firmó el Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la desaparecida guerrilla de las Farc, hace cuatro años, se redujo la violencia armada en el país, pues en 343 municipios, que padecieron los efectos del conflicto armado interno durante las más de siete décadas que duró, la violencia desapareció.
  9. Gracias al acuerdo de paz según Juan Manuel Martínez se inició “La Bioexpedición en Anorí, Antioquia, donde excombatientes guiaron y adquirieron conocimientos científicos. La expedición permitió descubrir varias nuevas especies animales y botánicas. Tuvo el apoyo técnico de @EAFIT, @EPMestamosahi, @PnudColombia y @colciencias. Uno de los biólogos participantes estuvo secuestrado por las FARC y hoy, junto con excombatientes que ahora son co-investigadores del proyecto, explora la zona en busca de nuestra maravillosa biodiversidad.
  10. Según Martínez, el proyecto ‘Arando la educación’ programa de @fucepazcol, @NoruegaenCOL, @NRC_LAC y @universidadunad, Cientos de exguerrillera/os se han graduado de bachillerato y han accedido a educación formal para su reincorporación.
  11. Igualmente se señala que “para agosto de este año se han puesto en marcha 1.507 proyectos productivos colectivos e individuales, que vinculan a más de 4.800 excombatientes”. Existen proyectos de diferentes tipos con la participación activa de @CNRFARC, con productos de alta calidad como cervezas, miel, aceite de oliva y hasta jamón serrano. En 2019, @EsperanzaCafe producido en el Cauca en medio de las disidencias ganó el Premio Ernesto Illy Coffee en Nueva York. El año pasado un exguerillero fue uno de los mejores catadores de café de Colombia. La/os firmantes del Acuerdo están cultivando café por todo el país.
  12. También se tiene que “La Cooperativa Tejiendo Paz de excombatientes se alió con profesionales de universidades bogotanas como @angeherrerap, para crear la marca @ManifiestaCol, ropa sostenible confeccionada por ex – combatientes que vende por redes sociales”.
  13. Plantea Martínez que “Por el río Pato en el Caquetá ahora bajan las canoas llenas de turistas que hacen rafting como parte de un proyecto eco turístico de ex – combatientes. En vez de armas, ahora cargan chalecos salvavidas”. Es de resaltar que “En 2019, la/os ex – combatientes representaron a Colombia en el Campeonato Mundial de Rafting realizado en Australia y recientemente @remandoporlapaz fue nominado a los Premios Internacionales de Turismo BGTW
  14. De otra parte, se estable según el informe citado que “En materia ambiental se implementa ‘Ambientes para la paz’ una iniciativa que pretende delimitar la frontera agrícola y proteger las áreas de especial interés ambiental. Que incluye capacitación y apoyo a iniciativas sostenibles”.
  15. Es importante resaltar que “En medio de la pandemia por #COVID19 excombatientes se han dedicado a fabricar y donar tapabocas por todo el país. Empresas de reincorporada/os de confección de textiles como @VoluntadLa y @ManifiestaCol han apoyado este importante proceso”.
  16. Se concluye igualmente que “En todo el país avanza un programa de homologación de saberes en salud por @cruzrojacol que formaliza los conocimientos de cientos de ex – combatientes que fueron personal de la salud en la guerra, pero que ahora van a servir en la paz”.

El proceso de paz, vale cada peso, cada minuto, cada vida sacrificada, por ello todo para la paz y nada para la guerra.

Animo a todos a respaldar el proceso, a defender sus instituciones y a lograr que de una vez por todas terminemos estos 100 años de soledad a los que nos queremos condenar por no escucharnos y darnos la oportunidad de abrazarnos hasta llorar y gritar ¡Que viva la vida, que reine la paz!, Porque para la vida, hasta la vida misma.

Por: Alfredo Vargas Ortiz[1]alfredo.vargas@usco.edu.co
Twitter: @Alfredovargaso

[1] PhD, MD, Universidad Nacional de Colombia, Abogado U. Surcolombiana, Docente de Planta USCO, Director grupo de Investigación Derecho Internacional y paz. Director Ejecutivo Centro de Estudios Internacionales World`S Key.  #queparelaguerraquevivalapaz.

 



Ir al contenido