El viacrucis del proyecto de alumbrado público

415 views
5 mins read

El proyecto de Acuerdo Municipal radicado ante el Concejo de Neiva el 5 de Junio del presente año y que pretendía autorizar al Alcalde para constituir una empresa de economía mixta, del tipo de sociedades por acciones simplificadas S.A.S, que se encargara de la operación, administración, mantenimiento, expansión y modernización del servicio de alumbrado público en nuestra ciudad, incluyendo la iluminación ornamental y navideña, resultó muy accidentado en su paso por la Corporación Edilicia.

Desde un comienzo el camino resultó agreste, iniciando porque los concejales presentaron algunas inquietudes a la Administración sobre el proyecto radicado, así como porque algunos sectores gremiales, sociales y económicos solicitaron mayor socialización, tal y como lo hizo la Cámara de Comercio de Neiva, que incluso pidió la inclusión del sector solidario de la ciudad en la constitución de la nueva sociedad. Seguidamente se vino una serie de comentarios en torno al proyecto, que generaron que la Alcaldía de Neiva pusiera en conocimiento de las autoridades y organismos de control competentes, los supuestos sobornos, aparentemente, para direccionar el futuro manejo del contrato del servicio de alumbrado público.

Analizado el documento que contiene el proyecto de Acuerdo Municipal de 71 páginas más un CD con el estudio jurídico y financiero, puede concluirse que efectivamente adolece del Estudio Técnico de Referencia que exige el Artículo 2.2.3.6.1.3. del Decreto 943 de 2018, que subroga el Artículo 2.2.3.6.1.3 del Decreto 1073 de 2015, que establece que éste debe contener el estado actual de la prestación del servicio en infraestructura, cobertura, calidad y eficiencia energética, el inventario de luminarias y demás activos de uso exclusivo del alumbrado público, los indicadores de los niveles de calidad, cobertura y eficiencia energética, así como las expansiones armonizadas con el Plan de Ordenamiento Territorial cumpliendo con las normas del Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas (RETIE), así como del Reglamento Técnico de Iluminación y Alumbrado Público (RETILAP), los costos desagregados de prestación para las diferentes actividades del servicio, el pago por uso de activos de terceros, la determinación clara del periodo máximo en el que el Estudio Técnico de Referencia será sometido a revisión, ajuste, modificación o sustitución atendiendo las condiciones particulares del municipio, sin que este periodo supere los cuatro años y su respectiva publicación en la página web del Municipio.

Adicionalmente el proyecto presentado no estableció las condiciones de la nueva sociedad a crear, como su junta directiva, estatutos, periodo de funcionamiento, estructura orgánica y demás aspectos técnicos relevantes, lo cual llevó a que el Concejal Ponente rindiera ponencia negativa y se archivara la iniciativa.

Según lo expresado por el Líder de Alumbrado Público, la Administración Municipal insistirá en la iniciativa, incluyendo las sugerencias presentadas, por lo que sería ideal que además de crear la empresa de servicio público, se prescindiera del capital privado y que ésta funcione con los recursos que DISELECSA le adeuda al Municipio, que con los respectivos intereses e indexación superan los 31.249 millones a valor presente, como lo ordenó el Laudo Arbitral vigente en virtud de lo dispuesto en la Sentencia SU-173 de 2015, proferida por la Corte Constitucional. Adicionalmente se debe exigir judicialmente al mismo ex concesionario, el pago de los sistemas de alumbrado que fueron hurtados durante su administración, como lo ordenó el Tribunal Administrativo del Huila. ¡Alcalde ahí está la plata!

Por: José Ferney Ducuara Castro – josefeducuara@hotmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido