El trabajo decente, todos lo hacemos posible

499 views
7 mins read

Esta es la frase que a partir del 7 de octubre estará en boca de todos los colombianos, al hacerse parte de la conmemoración del Día Mundial del Trabajo decente que se desarrollará en el pabellón 4 de las instalaciones de Corferias con la participación de las entidades del Gobierno, gremios económicos, centrales obreras, comunidad internacional y sociedad civil.

La apertura del evento estará a cargo del Ministro del Trabajo, Luis Eduardo Garzón, a quien lo acompañarán de todos los actores involucrados en el mundo del trabajo y en cuyo marco se desarrollará igualmente una agenda académica que busca llegarle a toda la población para socializar el concepto y fines del trabajo decente.

Desde la Direccion de Derechos Fundamentales del Trabajo se están adelantando los lineamientos de política pública, que en su momento se darán a conocer y para lo cual se está recopilando información. Frente al tema, el Subdirector de Promoción de la Organización Social de la Dirección citada, Juan Carlos Vargas Morales, señaló:  “se está recogiendo información de la Organización Internacional del Trabajo OIT y de académicos para obtener una política pública oficializada que incluso vaya hasta las mismas entidades territoriales, tal como lo establece el plan nacional de desarrollo 2014-2018. La idea es que cada vez los colombianos entendamos qué es el  trabajo decente, cuáles son las dimensiones que cubre, que está haciendo el estado frente al trabajo decente. Particularmente para mí, los niños deben entender que existe algo que se llama trabajo decente y por eso ellos mismos no deben trabajar.

A esta jornada se vincula por primera vez Colombia y en la agenda académica participará la OIT con destacados voceros como el Jefe del Servicio de Aplicación de Normas con sede en Ginebra, Suiza, Horacio Guido; y María Arteta, representante adjunta para los países andinos.

El trabajo decente está enmarcado dentro de 5 pactos o pilares como son la erradicación del trabajo infantil, el empleo como servicio público, la formación y calidad del trabajo, la importancia del diálogo social, la formalización laboral y nuevos programas de Protección a la Vejez.

Se busca con esta jornada la protección de los derechos fundamentales del trabajo y para ello, como lo expresó también el doctor Vargas Morales, lo que se quiere es garantizarle esos derechos a toda la población pero muy particularmente concentrarlos en las poblaciones vulnerables menos favorecidas, donde se involucran todos los componentes que tienen más barreras para acceder al trabajo o a quienes se les vulneran los derechos. Aquí se tiene el tema de género, el problema de personas con discapacidad, grupos poblacionales que son minoría y que requieren cada vez más acciones afirmativas del estado para la garantía de esos derechos y para que más personas puedan ingresar al mercado laboral.

El Subdirector de Promoción de la Organización Social, de la Dirección de Derechos Fundamentales, manifestó del mismo modo, que “todos los ejes revisten importancia dentro del trabajo decente; sin embargo, uno de los temas más importantes es del diálogo social entendido como ese proceso de concertación, de diálogo entre empleadores y empleados con participación del gobierno. El diálogo social especialmente por la coyuntura actual que vive el país está inmerso en el proceso de paz, por cuanto fortalece la misma gobernabilidad del estado con las consecuentes legitimaciones en la formulación de políticas públicas y donde el mismo Presidente Santos ha impartido instrucciones precisas para el fomento del diálogo social, el entendimiento y la concertación”.

El trabajo decente todos lo hacemos posible 2

La sociedad debe entender que el trabajo decente no está dirigido específicamente a la persona que está ejecutando una acción o una labor, es decir, al trabajador, sino que esto trasciende a su entorno familiar, a su entorno comunitario, pues en la medida en que haya trabajadores más felices porque cuentan con todas las condiciones de trabajo,  con un salario digno, con las herramientas para ejercer su trabajo, que trabajen estrictamente la jornada laboral con el fin de tener disposición de tiempo para compartir con su familia, seguro que la ganancia es compartida, porque el trabajador es la materia prima de toda empresa. Es decir, que haya oportunidades de un trabajo productivo y que a la vez permita mejores perspectivas de satisfacción personal e integración a la sociedad.

Por último, y para tener un concepto claro de lo que es trabajo decente, hay que decir que la OIT lo define como todo trabajo productivo que pueda  desarrollarse en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana, plasmado a través del respeto de los principios de igualdad de género y de no discriminación.

Por: Milton René Losada Gutiérrez. – Tusemanario.com Bogotá

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido