El inolvidable Arismendi Mora

332 views
4 mins read

La partida del gran caudillo liberal Arismendi Perdomo hacia la vida eterna, me obliga como liberal, como huilense y como amigo, a hacer un reconocimiento especial a esta importante personalidad de la vida pública de Neiva, el Huila y Colombia.

Tuve la inmensa fortuna de conocer personalmente al doctor Arismendi Mora en una cita que él me concediera en el año 2005, cuando se definían las estructuras del Partido Liberal en el departamento del Huila, y yo, como liberal que he sido, quise integrarme activamente a esta colectividad, razón por la cual busqué una reunión con su máximo representante y líder.

El encuentro fue citado por él en una cafetería ubicada cerca a su lugar de residencia a las nueve de la mañana, y como ya me habían dicho que el doctor Arismendi acostumbraba a manejar una puntualidad de caballero inglés, llegué faltando cinco minutos para la hora indicada y él ya estaba allí, tomando un café y leyendo el periódico. Recuerdo que me presenté y el saludo fue cordial como si ya me conociera de tiempo atrás, lo cual me generó confianza y comodidad para poder hablar tranquilamente.

Con la generosidad que los acostumbraba, de la cual fui testigo por años, me dedicó un par de horas para hablarme del ideario liberal, de las carencias sociales y de la inmensa necesidad de liderar procesos políticos en los cuales se pudiera ayudar verdaderamente a las clases menos favorecidas; me parece escucharlo hablar. Arismendi carecía de grandes ambiciones de tipo económico, pero rebosaba en sueños y anhelos de ayudar a la gente.

Era un hombre humilde, serio e imponente por su gran robustez, pero manejaba un agradable e incomparable humor negro que me genera inolvidables recuerdos. También tenía un tino como muy pocos para poner remoquetes o apodos a personas que contaban con ciertas características físicas o comportamentales, algo muy propio de él, pues lo hacía más por sacarle jocosidad a un momento que por ofender a un tercero.

Después de hablar en varias ocasiones con el doctor Mora Perdomo, luego de ese primer saludo, me propuso que aspirara a la secretaría general del Directorio Departamental Liberal, la cual se desarrollaba ad honorem, pero que demandaba gran compromiso y responsabilidad.

Acepté la invitación y primero, seis años junto a él y luego dos años junto a la también gran abanderada de la colectividad roja Florita Perdomo Andrade, hoy Representante a la Cámara, compartí gratos momentos con ambos, bajo la dirección de este importantísimo jefe político e ideólogo.

Durante su vida pública fue concejal de Neiva, diputado del Huila, alcalde de Neiva y de Aipe, representante a la Cámara, senador de la República, gerente de la Central Hidroeléctrica de Betania y presidente del Directorio Departamental Liberal, entre otros importantes cargos que se me escapan.

Quiero rendir un sentido homenaje a este importantísimo y querido paisano huilense, cuyo nombre está grabado en cada uno de los barrios que él, en su filantropía, ayudó a fundar para dar vivienda a los más pobres, en el corazón de toda su familia y en la mente y recuerdos de sus amigos, quienes lo apreciamos y valoramos. Paz eterna doctor Arismendi Mora Perdomo.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com
Twitter: @Hufercao04

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido