El fin de las EPS Saludcoop y Caprecom

716 views
10 mins read

SALUD.  El nuevo Superintendente Nacional de Salud, Norman Julio Muñoz, hizo un anuncio a través de un medio nacional de noticias, que muchos esperábamos hace por lo menos dos años atrás; se trata nada menos que, de la desaparición en los próximos meses de las dos (2) EPS más grandes y que representan a los regímenes contributivo y subsidiado: Saludcoop y Caprecom.

La primera, producto de un ejercicio privado, amparado en el modelo de economía solidaria, y cuya cobertura nacional y explosivo crecimiento empresarial, se vio nublado por actuaciones que aún son materia de investigación por parte de las autoridades judiciales, que generaron una interminable intervención por parte de la Superintendencia Nacional de Salud, cuyos resultados son francamente decepcionantes; y la segunda, heredera del modelo previo a la Ley 100, única sobreviviente del aseguramiento publico puro, y contagiada de nacimiento de las peores costumbres politiqueras de esta quería patria.

El hundimiento de Saludcoop
Con corte al tercer trimestre del año 2014, Saludcoop mostraba 4.336.380 de afiliados, perdidas del ejercicio por $ 156 mil millones, pérdidas acumuladas por $ 498 mil millones y un patrimonio mínimo negativo de $ 546 mil millones; La suficiencia patrimonial de Saludcoop era negativa en $ 803 mil millones de pesos, y el capital de trabajo también fue negativo en $ 634 mil millones.

El otro bloque de indicadores para Saludcoop, es francamente inigualable: tiene un endeudamiento de 124%, y sus costos contra ingresos operacionales son del 99,8% ( de cada 100 pesos que le ingresan, se gasta 99,8 en prestación de servicios de salud); si consideramos que los gastos administrativos sean mínimo de un 8% (y podrían ser mayores), significa que Saludcoop, está acumulando cada mes un déficit del 8%, que se convierte sin lugar a dudas, en una cartera tóxica para sus prestadores y proveedores en todo el país.

Y para que todo quede perfectamente claro, las deudas por pagar de Saludcoop ascendían en esa fecha de corte a $ 964 mil millones de pesos (casi un billón de pesos).

Indicadores de Permanencia
Lógicamente Saludcoop incumple con corte a septiembre de 2014, con los dos indicadores de permanencia (patrimonio mínimo y margen de solvencia), pero otras EPS del contributivo también lo hacen: SOS, Cafesalud, Cruz Blanca y Golden Group.

La pésima gestión de los interventores
Para comienzo del año 2012 (y esta es una oportunidad para documentar la pésima gestión de los interventores), la EPS Saludcoop reflejaba ya un deterioro en sus indicadores: 3.915.640 afiliados, suficiencia patrimonial negativa de $ 21 mil millones, pérdidas acumuladas de $ 227 mil millones, y un patrimonio mínimo de $ 156 mil millones, con deudas por pagar de $ 475 mil millones; es decir todos los indicadores al menos se deterioraron un 100% en los siguientes dos años de intervención administrativa y financiera.

Para cualquier persona poco experta en análisis financieros y contables, basta una mirada ligera para percatarse, de la insostenible situación de este gigante sectorial, que seguramente fue mantenido artificialmente por el gobierno, frente a la ausencia de alternativas para redistribuir sólidamente sus afiliados y los de su grupo empresarial (dudosa excusa), pero especialmente, para evitar que la monstruosa cartera, liquide sin atenuantes, a miles de prestadores y proveedores atados comercialmente a este “titanic” que chocó hace años y ahora se inclina finalmente.

El caso de Caprecom
Por otro lado, Caprecom es la única EPS pública del país, y la más grande y dispersa del régimen subsidiado de salud: está en más de 700 municipios, y en palabras del Superintendente Nacional de Salud, carece de un gobierno corporativo capaz de guiarla con éxito al interior de un siempre cambiante sistema de salud.

Para nadie es un secreto que esta EPS, ha sido tomada por “asalto democrático” en más de una ocasión, por políticos inescrupulosos, que se han lucrado a través del direccionamiento de su multimillonaria contratación nacional, bajo la complicidad omisiva de los organismos de IVC, siendo génesis de una fatal forma de corrupción, que no solo desangró sus arcas, sino que seguramente expuso a inoportunidad, falta de calidad y bloqueos de acceso a miles de colombianos… esto para no considerar el tema de muertes indirectas, generadas desde la altura inalcanzable de estos bandidos y bandidas de cuello blanco, que aún no reciben castigo, muchos ni siquiera una acusación formal, protegidos por la atmosfera politiquera que semeja una democracia, pero en ocasiones no pasa de ser una aterradora pantomima.

Las cifras de Caprecom
Para septiembre de 2014, Caprecom mostraba los siguientes indicadores: afiliados 3.400.664, margen de solvencia negativo en más de $ 1 billón de pesos, capital social negativo en $ 902 mil millones de pesos, cumplimiento patrimonial negativo en $ 911 mil millones de pesos, y cuentas por pagar de $ 1,2 billones de pesos.. realmente asombroso.

Caprecom incumple con los dos indicadores de permanencia establecidos por el gobierno: margen de solvencia y patrimonio mínimo, pero no es la única EPS en el régimen subsidiado, pues en la misma condición al corte de septiembre de 2014, estaban: Capital Salud, Cafesalud, Comfamiliar Huila, Emdisalud, Convida, Ecoopsos, Dusakawi, Comfamiliar Cartagena, Cafam, Capresoca, Comfaoriente, Anaswayuu, Comfaboy, Comfacundi y Pijaosalud.

El Ministro de Salud, ha venido anunciando el desmonte de Caprecom, comenzando con el retiro de su presencia territorial, en lugares críticos en donde existan otros proveedores de aseguramiento y prestación (recordemos que Caprecom, también ha asumido redes públicas de prestación de servicios de salud que han fracasado en algunos territorios), lo que ha contribuido al elevamiento de su gigantesco riesgo empresarial.

Para reflexionar
Son pocos y valientes los funcionarios públicos, que en estos momentos le hacen frente al monstruo de mil cabezas de la corrupción dentro del sector salud, y han comenzado el desmonte de privilegios y fortines, a quienes debemos apoyar, respaldar y destacar, pues han elevado su voz en medio de grandes presiones políticas y gubernamentales, y resistido el impacto mediático y los intereses de gremios y personajes de todos los pelambres y todas las alcurnias, devolviéndonos lentamente al camino correcto que nunca debimos abandonar.

Necesitamos en Colombia más líderes con altísima condición ética y moral, profundos conocimientos sectoriales y un incondicional amor por nuestra nación, que tomen los relevos en los cargos esenciales, y continúen el saneamiento que ya comenzó, y que lastimosamente tendrá un altísimo costo no solo económico, sino empresarial, político y lógicamente social.

Corolario
En consultorsalud hemos insistido, que a la par de la moralización sectorial, es indispensable garantizar para todos los actores, la certeza sobre la suficiencia que tiene la UPC, para garantizar el pago de los servicios de salud incluidos en la canasta de beneficios que denominamos POS, de tal manera que la ecuación básica contractual, tenga un sustrato cierto y cumplible, y podamos ser garantes tanto de la oferta asistencial de alta calidad, como de su oportuna y suficiente remuneración.

Esperaremos mayores luces del Ministerio y la Supersalud sobre este desenlace, deseosos de participar con ideas y actuaciones proactivas, sobre los escenarios de este semestre, que finalicen con estas dos gigantescas empresas de salud, con el menor daño colateral posible, y la firma intensión de evitar a toda costa que estos hechos se vuelvan a repetir.

Carlos Felipe Muñoz Paredes
CEO & Fundador
Consultorsalud
www.consultorsalud.com

Portafolio de Consultorsalud Aquí:

http://www.consultorsalud.com/Portafolio2015.pdfinfo@consultorsalud.com

@consultor_salud

PD: los datos financieros provienen de la Circular Única reportada y consolidada por la SNS.

Por: www.consultorsalud.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido