El departamento del Huila es clave en el abastecimiento de pescado en Semana Santa

1824 views
4 mins read

Teniendo en cuenta que el Huila es el primer productor piscícola a nivel nacional, con un volumen de 78.527 toneladas de pescado cosechadas en 2022, se convierte en un departamento estratégico en el abastecimiento del producto durante el pico más alto de consumo en la Semana Santa.

De acuerdo a la Secretaría Técnica de la Cadena Piscícola Nacional, el consumo per cápita de Pescado en Colombia durante 2022 fue de 9,5 Kg, donde la tilapia ha venido ganando terreno como proteína de alta calidad para complementar las comidas, no solo en los hogares sino como base en la preparación de platos en cocina gourmet.

Sin duda que el pico más alto en el consumo de este alimento se produce durante la semana santa, debido principalmente a la tradición religiosa que recomienda la abstinencia y el ayuno durante el tiempo de cuaresma, sumado a los cambios de hábitos alimenticios por cuestiones de salud.

Esto hace que la industria piscícola a nivel mundial se prepare sincronizando las cosechas con este auge en el consumo de pescado, donde los productores de la región hacen lo propio para cubrir la alta demanda de estos productos.

En este contexto, el departamento del Huila ocupa un papel preponderante, debido a que es el primer productor piscícola de Colombia, con un volumen de 78.527 toneladas alcanzado en 2022, que representan el 39% de la producción nacional. Sin bien es cierto que gran parte de esta producción tiene como destino los mercados internacionales, buena parte de este pescado también contribuye a abastecer la demanda del producto en el país.

Además de la oferta de tilapia que es la especie más cultivada tanto en el embalse de Betania como en sistemas productivos de estanques en tierra, también son representativos pescados como la cachama, la trucha, la carpa, el sábalo, y especies nativas como el bagre rayado, el bocachico, el capaz, el peje, y hasta la cucha.

Para este martes la venta de pescado al consumidor abrió con precios relativamente accesibles en especies cultivadas, y un poco más elevados en especies nativas.

La mojarra roja por ejemplo se comercializó en Mercaneiva con precios entre $5.500 y $6.500 la libra, la cachama se vendió a $6.000 la libra, el bocachico pequeño entre $8.000 y $12.000 la libra, y el grande sobre $15.000; el bagre fresco se comercializó a $13.000 y el seco a $25.000, mientras que el nicuro y la cucha se ofertan en sartas donde el precio varía según la cantidad y el tamaño de los animales.

En ese sentido el secretario técnico de la cadena piscícola del Huila Edison Javier Henao, invitó a propios y visitantes a consumir productos piscícolas del departamento, pues de esta manera se apoya a las familias dedicadas no solo al cultivo de peces sino a los pescadores artesanales que derivan su sustento de la actividad.

También hizo énfasis en el especial cuidado que se debe tener a la hora de adquirir el producto, revisando siempre las características del pescado, pues si bien es cierto que es un producto con un alto valor nutricional, también es muy perecedero, por lo que se debe garantizar la cadena de frío para su conservación.

Lo importante es que en la capital del Huila, la oferta de pescados de río y estanques es muy amplia, y se suma a la de especies importadas de mar que se pueden adquirir en supermercados y pescaderías especializadas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido