Del turismo virtual y otras maravillas modernas

420 views
6 mins read

La actual pandemia mundial ha acelerado la creatividad de los seres humanos, y nos ha volcado de manera desbordada hacia el uso de las nuevas tecnologías, inclusive sin estar preparados para ello.

Una de estos usos es la virtualidad, que se reactiva en estos días a través del “Turismo Virtual”, concebido como la oportunidad de visitar lugares remotos sin movernos de casa. Si consideramos que el objetivo principal del turismo es la dinámica de las masas, el turismo virtual se plantea como una alternativa que permitirá multiplicar el número de personas que puedan vivir una experiencia turística, sin trasladarse miles de kilómetros e incurrir en altos costos, para percibir esta sensación vivencial.

Si consideramos el turismo como la industria de los sueños y las experiencias, la virtualidad es una alternativa que permite, dependiendo de la imaginación y compenetración del “viajero” con la herramienta, lograr estos objetivos de manera inmediata.

Ante la actual situación, donde las restricciones de movilidad nos enfrentan a un tiempo de catarsis en lo referente a los desplazamientos con objeto de ocio y esparcimiento, combinada a la inminente crisis económica, que nos obligará a disminuir el consumo de la oferta turística como medio de dispersión y distracción, de nuestra rutina habitual, resulta tentador el reto de incursionar en el campo de la virtualidad, para una industria en la que en otras circunstancias seria poco probable y hasta resultaría paradójico.

La realidad virtual aplicada al turismo, precisa de una serie competencias para la elaboración de herramientas audiovisuales, como medio alternativo y preparatorio para lograr de manera remota, entusiasmar al turista potencial con un nuevo destino.

A la hora de decidir las experiencia que queremos vivir, a qué lugar queremos viajar, donde hospedarnos o qué platos disfrutar, las fotografía y el vídeo de alta calidad son fundamentales. “Mientras más te acerca al destino, más te entusiasma tener esa experiencia“, dijo Marco Ryan de  Thomas Cook Group  en una entrevista en Bloomberg.

Mediante la virtualidad podemos previsualizar los destinos turísticos que queremos conocer antes de tomar cualquier decisión. Esta importante herramienta nos permitirá prepararnos a la reapertura del mundo turístico, como lo conocemos hoy en día, y solo aquellos que hayan planificado de manera adecuada su uso, tendrán la ventaja competitiva de incursionar como pioneros en la reactivación de esta importante industria.

De igual forma la veracidad de la información que trasmitamos, será fundamental al momento del posicionamiento del destino. Aunque los medios audiovisuales permiten la manipulación de las imágenes y los contenidos, permitiendo sesgar aquellos no convenientes, es prudente que la información de los contenidos compartidos se asemeje de manera transparente a la realidad del destino, para no generar falsas expectativas.

Sin embargo esta alternativa siembra la duda sobre si se sobredimensionará la utilidad de la virtualidad, prefiriendo ésta a la realidad, y actuando como una alternativa ideal y posible de competencia al turismo tradicional.

Otra inquietud surge, principalmente en las regiones que no estamos acostumbrados a la implementación de estas tecnologías, es referente al potencial humano y tecnológico necesario para que los destinos se oferten de esta manera.

Algunas de las herramientas que ya han avanzado en este campo, son muestra fehaciente de su utilidad y practicidad. Como ejemplo de ellas están “Voyager” de Google Earth  que nos ofrece un extenso menú de recorridos temáticos, fáciles de navegar y llenos de opciones diversas; incluso hay algunas rutas diseñadas para que los padres exploren con sus hijos.

Otro ejemplo es “Ultradistancia”, proyecto del fotógrafo argentino Federico Winer, quien pasa horas recorriendo Google Earth en busca de patrones extraños, mejora las imágenes y las convierte en impresiones de alta resolución. Así mismo “Amazing Urban Gardens”  que permite explorar infinidad atractivos relacionados con la naturaleza y el agro turismo. (Fuente: Time.com)

Es necesario ante situaciones extremas, tomar medidas innovadoras, que permitan la disminución paulatina de la problemática. En materia de turismo es el momento de actuar para prevenir detrimentos mayores, pero surge entonces una pregunta: ¿Estamos suficientemente preparados desde las regiones para esta nueva tendencia mundial, y para aprender a convivir y adaptar nuestros destinos a las experiencias virtuales, logrando que en un futuro próximo estas aporten a  la reactivación del turismo presencial?

Por: Hugo Andrés Rivera Collazos
Especialista en Planificación de Destinos Turísticos

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido