Definido calendario de siembras de maíz y sorgo en el departamento del Huila

972 views
6 mins read

En el marco de sesión del Consejo Departamental de Sanidad Vegetal para la Producción Agrícola en el Huila, cumplida el 15 de febrero de 2024, fueron definidas las fechas autorizadas para la venta de semilla y siembras de maíz y sorgo para el primer semestre del presente año, direccionadas a tener un mejor control en el manejo de plagas y enfermedades.

La Gobernación del Huila, participó de una reunión técnica como miembro del Consejo Departamental de Sanidad Vegetal para la Producción Agrícola en el Huila, instancia encargada de velar por el status sanitario del departamento, previniendo la introducción de plagas y enfermedades que puedan causar impactos negativos en las cosechas.

De este consejo hacen parte entidades como la Secretaría de Agricultura y Minería del Huila, el Instituto Colombiano Agropecuario – ICA, Agrosavia, Agencia de Desarrollo Rural – ADR, SENA, Corporación Autónoma Regional del Ato Magdalena – CAM, Universidad Surcolombiana, Universidad Corhuila, y la Sociedad de Ingenieros Agrónomos del Huila – SIAHUILA.

Durante esta importante sesión se dieron a conocer las fechas autorizadas para la venta de semilla y siembra de cultivos de maíz, con el propósito de tener un estricto control sobre el “Achaparramiento Arbustivo de Maíz”, enfermedad transmitida por el insecto Dalbulus maidis, que en casos severos puede causar pérdidas de cosechas por encima del 70%, al impedir el desarrollo de la planta y su fructificación.

En ese sentido, y luego de la disertación entre expertos de las deferentes entidades que hacen parte del Consejo de Sanidad Vegetal para la Producción Agrícola del Huila, se definió el 18 de marzo como la fecha de inicio para la venta de semilla y siembras de cultivos de maíz, tanto para obtención de grano con fines comerciales, como para la producción de forraje verde para la elaboración de ensilaje destinado a la alimentación de ganado y otros animales de granja; mientras que la fecha de cierre quedó establecida para el 20 de abril.

Estas decisiones amparadas en la resolución 00001624 del ICA, se tomaron teniendo en cuenta que a mediados de marzo se presentarían lluvias más recurrentes, favoreciendo la germinación y el desarrollo de las plantas en sus etapas iniciales, e igualmente para dejar un periodo de descanso entre la recolección de las ultimas cosechas de cultivos establecidos el año anterior, y las primeras siembras de 2024, lo que contribuiría a romper el ciclo de vida del Dalbulus maidis, o la enfermedad que es transmitida por este vector, reduciendo así las perdidas por achaparramiento arbustivo de maíz.

Así mismo se recomendó al ICA como autoridad encargada de emitir las resoluciones con las que se autorizan las venta de semillas y siembras, ser muy estrictos con los almacenes de insumos y productores de maíz en cuanto al cumplimiento de la normativa, para evitar daños más severos en las cosechas de maíz por ataque del vector, teniendo en cuenta que de acuerdo a muestreos hechos por Agrosavia y Fenalce, este se halla presente en todos los municipios de vocación maicera, tanto en zonas bajas como en laderas.

Acciones de la Gobernación del Huila frente a la plaga
Teniendo en cuenta que el maíz es uno de los cereales más consumidos en el país, por encima del arroz y otros granos, que su demanda está creciendo debido a su utilización en la elaboración de productos para consumo humano como alimentos balanceados para animales, y que el departamento del Huila tiene un alto potencial para su producción como cultivo de rotación en zonas arroceras y de renovación cafetera, se han venido adelantando acciones para darle manejo a la enfermedad.

Con ese propósito, el gobierno departamental financió el proyecto “Estudio del achaparramiento arbustivo en maíz como sistema productivo de importancia alimentaria enmarcado dentro de la emergencia económica, social y ecológica causada por el COVID-19 para el departamento del Huila”, financiado con recursos del Sistema General de Regalías por el orden de los $2.603.674.018, que de la mano de Agrosavia, la Universidad Corhuila, y Cenigaa, permitió adelantar una caracterización del sistema de producción de maíz en relación con la toma de decisiones de los productores para el manejo del complejo Dalbulus Maidis y la enfermedad transmitida por este vector.

Gracias a este estudio se pudo conocer mejor el comportamiento del vector, y las condiciones agroclimáticas como brillo solar, humedad, temperatura, entre otras variables que favorecen su desarrollo, permitiendo de esta manera tomar decisiones acertadas para su manejo, entre las que se encuentran la programación de calendarios de siembras, y otras labores en torno al cultivo encaminadas a reducir las pérdidas por ataque de la plaga.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido