¡Cuidado, están inhabilitados!

¡Cuidado, están inhabilitados!

Me sorprende cómo muchos candidatos al Congreso de la República, algunos con bastante experiencia política, otros con experiencia en la abogacía y otro tanto que no tienen ni la culpa, dirían los jovencitos, y se atreven a postularse como candidatos, muy a pesar que saben de la existencia de un librito muy básico por demás, que se estudia en la primaria, y que se creó e imprimió por allá en el año 1991 y que tuvo una reformita en cuanto a inhabilidades para quienes deseen ser los dignos custodios de la Constitución Nacional.

Esta columna se las dedicó a los potenciales candidatos por el Huila (Armando Acuña, Carlos Ramiro Chavarro -ambos diputados-, Jeffer Vega, concejal por Bogotá, Leila Rincón, concejal por Neiva (sus periodos constitucionales iniciaron el 1 de enero de 2020 y van hasta el 31 de diciembre de 2023), Víctor Andrés Tovar -su mamá actual alcaldesa de Tarqui Huila, hasta donde hoy se conocen-).

Dedicatoria también, a sus electores y a la autoridad electoral, los electores serán de nuevo engañados, perderán su esfuerzo y expectativas, y el Consejo Nacional Electoral, para que no permita la inscripción y avales, pero de hacerse de la visita gorda una vez elegidos, no expidan las credenciales y de llegar más lejos y puesta en acción la jurisdicción contenciosa administrativa de seguro nulitarán y dejarán sin efecto dicha credencial, lo cual es un desgaste monumental de dinero (para el candidato y la sanción a los partidos), tiempo y una contribución más al creciente margen de desconfianza hacia los políticos, que muchas veces asumen esa actitud (jugadita) sabiendo su pecado y se acuartelan en conceptos inadecuados y finalmente vivir, así sea por un instante, la vanidad del poder.

En síntesis, dice la ley y la jurisprudencia, que las inhabilidades son situaciones de hecho previas a la elección, que impiden a un ciudadano postularse válidamente para ser elegido a un cargo o corporación, entonces no podrán ser elegidos congresistas según el Artículo 179 del C.P. numeral 5, “quienes tengan vínculos por matrimonio, o unión permanente, o de parentesco en tercer grado de consanguinidad, primero de afinidad, o único civil, con funcionarios que ejerzan autoridad civil o política (alcaldes),  situaciones que tengan lugar en la circunscripción en la cual deba efectuarse la respectiva elección, para nuestro caso a la Cámara de Representantes sería el Departamento del Huila, así pues que muy a pesar de quienes intenten la “jugadita” de hacer renunciar a sus parientes antes del día electoral y dentro de los doce meses anteriores, estarán inhabilitados, pues la norma de normas es explicita y taxativa.

Por instrucción del Acto Legislativo 1/2003 se incluyó el numeral 8, “nadie podrá ser elegido para más de una corporación o cargo público, ni para una corporación y un cargo, si los respectivos períodos coinciden en el tiempo, así fuere parcialmente. La renuncia a alguno de ellos no elimina la inhabilidad, ver ley 5 de 1992.

Lo demás es jurisprudencia cambiante y situaciones particulares que aún no se han sometido al control de constitucionalidad, por lo que le pido a usted amigo lector, que guarde esta columna para después de marzo de 2022.

Por: Juan Felipe Molano Perdomo – jmolano74@hotmail.com
Twitter: @JuanFelipeMola8






Ir al contenido