Cuando el camino es la educación…

525 views
6 mins read

…la invitación de Carlos Julio González

John Hammer Leon CuellarCuando a la gente le hacen entender que la educación es un camino hacia el progreso y la superación de la desigualdad, es porque quien lo dice tiene una gran credibilidad entre los huilenses. Es porque la propuesta de Carlos Julio González definitivamente se instaló en el corazón de los todos.

Porque además del Turismo, la Agroindustria, las Vías de la Competitividad, Empresarios del Campo, Huila Territorio Seguro, es la educación la que permite que esas y otras propuestas de Carlos Julio, se inserten en la vida de la gente. Construir territorio y desarrollo pero también ciudadanos educados que ayuden a cuidarlo y a promoverlo.

Sin embargo, motivar a la comunidad huilense a que aproveche la oportunidad de la educación, implica grandes retos: superar la pobreza extrema que impide a los bajos estratos tener lo básico para asistir a la escuela. Mejorar la cobertura y la calidad educativa, no sólo construyendo más aulas y colegios, sino lograr que los que están vacíos por la deserción estudiantil, vuelvan a llenarse de la alegría de nuestros jóvenes, niños y niñas. Hoy en las familias pobres padres e hijos buscan el sustento diario y abandonan el colegio.

Por eso la dignificación de los restaurantes escolares y la eficacia del transporte escolar, aspectos que son ampliamente explicados en la propuesta del candidato Carlos Julio, deben ser lo mínimo vital para comenzar a vincular de nuevo la educación con la necesidad de los estratos más sentidos de nuestro departamento.

Escoger el camino de la educación en un Huila con 47% de pobreza, (arriba de la media nacional que se ubica en el 30%); una tasa de analfabetismo del 10% (por encima de la media nacional que está en 5,7%), y una tasa de deserción escolar del 4%, es dar en el blanco, y es volver a creer en la educación como la gran puerta que abre muchas oportunidades de superación, ya que la democratización del conocimiento debe ser la herramienta más importante en el futuro de nuestro departamento.

Y es precisamente el conocimiento liberador, el que permite a los ciudadanos tomar decisiones responsables, como en el tema ambiental, porque sin aprovechamiento sostenible y responsable de las riquezas naturales, jamás habrá competitividad ni desarrollo. Reconciliarse con la naturaleza es la modernidad de hoy en todo el mundo, por sentido de sobrevivencia y por mejoramiento de calidad de vida y eso es lo que tiene claro el candidato de Cambio Radical en su programa de gobierno para el Departamento.

Por eso, ‘No más Represas en el Huila’, es otra propuesta de Carlos Julio que nos une contra esas decisiones del Gobierno Nacional que agreden a las regiones. Es una invitación a conocer y aprender sobre la riqueza natural de nuestro departamento; sobre nuestra riqueza hídrica que muchos aún desconocen, pero que ahora con la tragedia de El Quimbo encima, han despertado ese sentido de huilensidad por el medio ambiente, por nuestro río Magdalena, que nace en los límites del Huila y el Cauca, región andina de Colombia, que recorre 12 departamentos y 128 municipios, hasta desembocar en el mar caribe en la ciudad de Barranquilla. Su recorrido está repleto de inconciencia ambiental. Su densidad y su cauce en el Huila, hoy están en peligro por la presencia de dos represas: Betania y Quimbo.

Volverle la cara al río y a nuestra riqueza ecológica a través de la educación, es otra aspiración que encarna en la propuesta de Carlos Julio González, una posibilidad real, ya que como congresista se opuso al megaproyecto del Quimbo que tanto impacto negativo de todos los órdenes ha traído y traerá en nuestra sociedad huilense. Esa decisión política de Carlos Julio que respaldó el interés huilense, su territorio, su río y su actividad campesina en la zona de inundación, le ha generado toda credibilidad en sus propuestas medio ambientales para el Departamento.

Su apuesta de educación ambiental despierta en los huilenses una profunda admiración, respeto y sentido de pertenencia por nuestros bosques, parques, quebradas, ríos, desierto, nevado del Huila, y un sin número de sitios y atractivos hoy descuidados por falta de conciencia ecológica, esa que se inicia en la casa y se consolida en el colegio.

Por eso, cuando el camino es la educación… Mejores tiempos para el Huila tienen que llegar.

Por: John Hammer León Cuéllar – johnhammerl@yahoo.es 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido