Cirugías estéticas en Colombia: ¿Por qué es el tercer país de América Latina con más procedimientos?

976 views
8 mins read

A su vez el país ocupa el puesto número 14 en el mundo.

Con el correr del tiempo, estos procedimientos se han convertido en un millonario negocio en todo el mundo y Colombia no se escapa de ello. En este sentido, la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS) afirma que la demanda de este tipo de intervenciones ha crecido desde el año 2000, llegando a aumentar hasta un 200%.

En el caso de nuestro país, de acuerdo al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, se calcula que ingresan más de 50 mil personas cada año solo para atender necesidades médicas. De hecho, el turismo de salud generó, en 2021, más de 16 millones de dólares y se espera que para el 2032 se produzcan ingresos por al menos 6.3 mil millones de dólares.

Aunque es necesario subrayar que, para costear algunos de estos procedimientos, hay personas que llegan a pedir préstamos y así lograr tener la apariencia que desean.

Si bien se desconoce cuánto es el monto exacto que se percibe por la realización de cirugías y tratamientos estéticos, la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica (SCCP) estima que se llevan a cabo alrededor de 300 mil intervenciones de este tipo al año -incluso hay especialistas que aseguran que se efectúan más de medio millón- siendo las más demandadas el aumento de senos, la liposucción, la abdominoplastia y la blefaroplastia.

En esta misma línea, la ciudad colombiana preferida por muchos para hacerse estos retoques es Cali, donde hay 131 cirujanos plásticos avalados por la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica y Reconstructiva. Los mismos hacen cerca de 50 mil cirugías y más del 28% serían a individuos del exterior.

En detalle, el 60% de los pacientes provienen en su mayoría de Estados Unidos; seguidos por un 15% de España, 5% de Venezuela, 3% de Ecuador, 2% de Perú, 10% de centro y Suramérica y 5% de otros lugares de Europa.

Y es que una de las causas por las cuales los extranjeros eligen a Colombia para hacerse estos procedimientos quirúrgicos se debe a la diferencia de precios. La SCCP asevera que las operaciones llegan a ser hasta un 80% más económicas que en otros lugares del mundo y pueden costar entre 2.500 y 3.500 dólares, muy por debajo que en Norteamérica o Europa.

Asimismo, se suma a esta situación, los excelentes cirujanos plásticos que atienden en el país. De hecho, algunas clínicas ofrecen paquetes a sus pacientes, los cuales incluyen: alimentación, transporte aeropuerto – hotel – clínica, la intervención, estadía y cuidados especiales.

Sin embargo, más allá de esto, no hay que olvidar que también existen establecimientos de salud conocidos popularmente como “garaje”, que se encargan de ofrecer servicios mucho más baratos, pero con médicos de dudosa procedencia, lo que coloca en riesgo a los individuos.

Cabe destacar que, además, Colombia es uno de los países donde más se llevan a cabo estas operaciones, ocupando el puesto 14 en todo el mundo, el quinto en América y el tercero en Latinoamérica, tal como lo develó la encuesta mundial realizada por la Isaps en 2020.

Efecto de las redes sociales y el auge de nuevos tratamientos

Con la llegada de las redes sociales, en especial Instagram, Facebook y TikTok, la demanda de cirugías estéticas en los millennials — personas que nacieron entre 1981 y 1996 — ha aumentado considerablemente, según un reciente estudio de la Academia Estadounidense de Cirugía Reconstructiva Plástica y Facial.

Conforme a la investigación, realizada por la asociación de cirujanos plásticos faciales más grande del mundo, las intervenciones más solicitadas por este grupo etario es la rinoplastia, la cual consiste en modificar o mejorar la forma de la nariz. En tanto, el segundo lugar lo ocupa la blefaroplastia, que mejora los párpados caídos y elimina el exceso de grasa, músculo o piel.

El estudio también reveló que el 79% de los encuestados se sometieron a algún retoque para lucir una mejor imagen tanto en videoconferencias, como en otras plataformas, ya que están influenciados por los filtros de belleza.

Aunado a esto, en los últimos años, empezó el auge de tratamientos no invasivos, una alternativa a la cirugía tradicional que ofrece una recuperación más rápida. Pero es importante destacar que las más exitosas han sido las dirigidas a la prevención del envejecimiento, como lo son la aplicación Botox, el restablecimiento de volumen con ácido hialurónico, plasma y limpiezas faciales.

Procedimientos médicos que ya no cubren las EPS 

Desde el 1 de enero de 2022 empezó a regir en el país la Resolución 2273 del Ministerio de Salud y Protección Social, la cual contiene el nuevo listado de servicios y tecnologías que fueron excluidos de la financiación de recursos públicos asignados a la salud y ya no son cubiertas por la Entidad Promotora de Salud (EPS).

Dentro de la misma, se encuentran el alargamiento de pene y la blefaroplastia, mientras sean con fines estéticos. Igualmente, la cliteroplastia -que restablece la funcionalidad y el aspecto del clítoris- también fue retirada de la Unidad de Pago por Capitación.

Además, aparecen en el listado: la mamoplastia de aumento, liposucción, rinoplastia de aumento, ritidectomía (eliminación quirúrgica de las arrugas), rejuvenecimiento vaginal, himenoplastia (procedimiento para reconstruir el himen, que es el tejido de la entrada de la vagina), entre otras.

De esta manera, lo que en un momento llegó a ser una moda, con el tiempo se transformó en un beneficio económico, al menos para Colombia, donde anualmente ingresan cientos de extranjeros solo para realizarse alguna cirugía estética, lo que, a su vez, se ha convertido en un incentivo para seguir potenciando el turismo en la nación.

Por: www.elmejortrato.com.co

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido