Carta abierta a los neivanos: ¡Pensemos en ciudad!

Carta abierta a los neivanos: ¡Pensemos en ciudad!

Queridos neivanos:

He venido recorriendo el sector rural de nuestro municipio de Neiva y en esta ocasión, camine por diversas partes del corregimiento de Fortalecillas, donde tuve la oportunidad de charlar con sus gentes.

Una experiencia positiva, al observar, que este es un territorio resiliente, que se niega a claudicar en estos momentos complejos de crisis económica y que sus habitantes le apuestan a la consolidación de su producto local con reconocimiento nacional: “Las achiras”, dando cortos pero firmes pasos, en su consolidación como un destino turístico con identidad de sus raíces y que hace honor a sus fortalezas.

Veo, que esas dinámicas son recurrentes en otros puntos cardinales de Neiva, tanto desde el interior de nuestra urbe, como hacia lo rural, producto de la constante interacción y contacto ciudadano, que nos permite para transpirar y comprender nuestras nuevas realidades, experiencia que se vive en “alcalde en casa”, que nos pone cabildantes y me hace recordar algunos apuntes y conceptos de aquel filósofo francés Henri Lefebvre, quien en 1967 escribiera “El derecho a la ciudad”, texto del cual, vale la pena rescatar, sobre la estrategia hacia la puesta en práctica de la ciudad como derecho a la vida urbana.

Es por ello, que hago extensiva una invitación para quienes nos apasiona Neiva y constituyamos una agenda académica, administrativa, económica, que gire entorno al análisis, estudio, discernimiento y comprensión de nuestras nuevas realidades, partiendo de una visión constructivista y revisemos aspectos positivos sobre nuestras potencialidades, así como, el de examinar alternativas y posibles soluciones, de lo que hoy nos genera dificultades.

Considero un imperativo, que nosotros sigamos pensando en nuestro territorio, como un entorno más habitable y prospectado en un mediano y largo plazo, bajo los postulados del “Derecho a la ciudad”, concepto también estableció la ONU, como: “el derecho de todos los habitantes a habitar, utilizar, ocupar, producir, transformar, gobernar y disfrutar ciudades, pueblos y asentamientos urbanos justos, inclusivos, seguros, sostenibles y democráticos, definidos como bienes comunes para una vida digna”.

Veo meritorio, que trasplantemos este modelo a nuestro contexto neivano, como una hoja de ruta y en un modelo de ciudad que se centre en los siguientes componentes:

“1. Ciudad libre de discriminación; 2. Ciudad con equidad de género; 3. Ciudad para todas las personas; 4. Ciudad participativa e incluyente; 5. Ciudad Accesible y asequible; 6. Ciudad con espacios y servicios públicos de calidad, 7. Ciudad con economías diversas e inclusivas y 8. Ciudad sostenible, con vínculos urbanos y rurales”.

Avancemos para que Neiva sea la capital de surcolombiano de cara al mundo, que valora su economía y la potencializa. Forjemos una ciudad rica en folclor y turismo, en donde se garanticen férreamente nuestro los derechos culturales por la inclusión social. Prospectemos en un territorio con identidad, con memoria y con cohesión social hacia la neivanidad.

¡Pensemos en ciudad!

Por: Alejandro Serna Serna –
Twitter: @AlejandroSernaS






Ir al contenido