Así luce el páramo de Berlín, en Santander

233 views
2 mins read

Después de dos meses del voraz incendio que consumió un extenso terreno, afectando gravemente a los frailejones, ya se está recuperando; el panorama es esperanzador.

El incendió consumió 315 hectáreas de vegetación del páramo de Berlín, pero por fortuna, los frailejones se están mejorando.

Los frailejones han desarrollado un mecanismo de adaptación para sobrevivir a incendios.

 “El frailejón tiene una serie de hojas muertas alrededor de su tallo, llenas de una serie de ‘pelitos’ que botánicamente les damos el nombre de tricomas y que envuelven densamente a las hojas. Estas hojas, al morir y quedar pegadas al tallo, forman un ailstante como un colchón de aire que ayuda a mantener o a regular un microclima alrededor del frailejón, protegiéndolo tanto del frío como del calor”, explicó Edgar Javier Rincón Barón, profesor investigador de la Universidad de Santander, Udes, y doctor en biología con énfasis en reproductiva y morfoanatomía de plantas.

Por: Daniela Fernanda Pérez Castro

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido