Alcaldía realiza operativos de control para garantizar calidad del pescado en Semana Santa

1074 views
3 mins read

La secretaría de Salud de Neiva intensifica actividades de inspección, vigilancia y control a ventas de pescado en varias zonas de la ciudad.

Con la llegada de la Semana Mayor aumenta el consumo de pescado, por lo que la secretaría de Salud dio inicio a los operativos de inspección, vigilancia y control en la plaza de pescado ubicada en Mercaneiva. El objetivo es verificar la calidad de almacenamiento, sanidad y estado de estos alimentos disponibles para su comercialización durante la temporada de Cuaresma.

«Es muy importante que la comunidad neivana, cuando llegue a adquirir un producto en cualquier establecimiento de venta de pescado y mariscos tenga en cuenta algunas características para poder reconocer un producto fresco y de buena calidad que no atente contra su salud como es el color de la piel, la condición de las escamas, el brillo de los ojos del pescado, el color de las agallas y el olor”, puntualizó Wellintong Marinez funcionario de salud pública de Neiva.

Por tal motivo, las autoridades de salud del municipio informan a la ciudadanía que debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones al momento de comprar pescado:

Olor: natural, agradable y ligero, sin aromas fuertes y desagradables.

Ojos: redondos que sobresalgan, pupilas negras y brillantes.

Carne: lisa, brillante y firme.

Agallas: color rojo vivo, brillantes, suaves al tacto, húmedas y sin mucosidad.

Escamas: brillantes, abundantes y difíciles de retirar.

Desde la Administración Municipal ya se adelanta un plan de contingencia para la Semana Mayor, en que se contemplan actividades de control una semana antes, durante y una semana después de la Semana Santa. Se tiene dispuesto por parte de las autoridades de salud pública presencia permanente, con funcionarios dispuestos a despejar dudas e inquietudes que puedan tener los consumidores en esta época.

Los operativos de control y vigilancia, se extenderán los próximos días a las zonas donde se vende pescado en la ciudad ubicadas en diferentes sitios, preferiblemente sobre el malecón del río Magdalena y además, se ejercerá un seguimiento estricto al transporte de estos productos perecederos con el objetivo de garantizar la cadena de frío necesaria para que no pierdan sus nutrientes, calidad y sean aptos para el consumo humano.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido