¡Alarma por hidroeléctrica que pone en riesgo el Macizo!

318 views
4 mins read

Con un bajo, pero muy bajo perfil, empezaron las obras para la construcción de la denominada “Pequeña Central Hidroeléctrica Guchicono”, localizada en jurisdicción de los municipios del Patía (El Bordo), La Sierra y La Vega, en el Cauca, en inmediaciones del Macizo Colombiano. Y que intervendrá los ríos Guachicono y Putis.

La obra está a cargo de la firma GELEC, la cual logró obtener la licencia ambiental, pese a que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) denominó a este territorio como “Reserva de biosfera del cinturón andino del Macizo Colombiano”.

Increíblemente, GELEC obtuvo, en octubre de 2016, la Certificación 1440, del Ministerio del Interior ( https://www.mininterior.gov.co/sites/default/files/documentos/ConsultaPrevia/CERTIFICACIONES2016/1240.pdf), según la cual no existen comunidades étnicas que habiten en este territorio.

Hecho que ha sido desvirtuado por medios como contagioradio.com y algunos otros regionales y comunitarios del Cauca que han contactado a las comunidades de la región, las cuales han denunciado que jamás fueron notificadas sobre el proyecto.

Han informado, por ejemplo, que debido a esta situación “habitantes de los nueve municipios que integran el núcleo del Macizo Colombiano, entre Cauca y Huila, están en alerta ante el inicio de obras para la construcción de esta hidroeléctrica que desviará dos fuentes hídricas de la cuenca del Río Patía”.

Señalan que la preocupación radica en la importancia de este territorio donde nace el 70% del agua dulce de Colombia en los Ríos Magdalena, Cauca, Caquetá y Patía.

En declaraciones a contagioradio.com, el líder ambiental Óscar Salazar, informó que la hidroeléctrica tomará un 75% del afluente del Río Putis, que recorre 25 veredas de La Vega y que hacen parte de una zona que es especialmente seca. Sumado a ello, está la prevención por el caudal del Patía, puesto que el río Putis surte al río Guachicono, cuya desembocadura termina en el gran río con salida al Pacífico”.

Salazar también denunció que el 85% del Macizo está en proceso de concesión ya que se está intentando cambiar su matriz productiva de agrícola a extractiva. Y que por ello, esta generadora de energía es para surtir la demanda de las empresas extractivas que se instalen en la región.

Por esta razón el líder campesino viene pidiendo el apoyo de ambientalistas de todo el país y de quienes vienen defendiendo el Páramo de Santurbán, para proteger de la misma manera el Macizo Colombiano.

Muy grave resulta que se ponga el peligro el ecosistema del Macizo Colombiano. Es obligación del Gobierno y de todos los colombianos proteger esta maravilla geográfica que irriga de agua a todo el país. Hay que investigar este proyecto y descubrir cómo fue que logró obtener estas licencias para intervenir la mayor y más importante cuenca y hoya hidrográfica de Colombia.

Por: 
PUBLICADO EN: NEGOCIOS Y MOVIDAS 
http://blogs.portafolio.co/ 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido