Día Mundial del Árbol: más que una fecha

Día Mundial del Árbol: más que una fecha

Los árboles desempeñan un papel crucial para la seguridad alimentaria, el agua potable, las energías renovables y las economías rurales”

El 12 de octubre se celebra el Día Mundial del Árbol, es el momento perfecto para hacer una pausa, apreciar los organismos que nos proporcionan oxígeno. El Día Mundial del Árbol se celebra a menudo con actividades relacionadas con el medio ambiente animando a las personas a apreciar y plantar más árboles.

Debe ser una actividad no solo esta fecha, sino permanente, para enseñar a los niños y a los adultos sobre la importancia de los bosques y la función que desempeñan en los ecosistemas.

Los árboles son los mejores aliados del planeta, proporcionan aire para respirar, reducen la temperatura del aire, filtran los contaminantes urbanos y las pequeñas partículas, regulan el flujo de agua y mejoran su calidad, mitigan el cambio climático al absorber CO₂ y capturar carbono, proveen alimentos como frutas, hojas y frutos secos, y aumentan la biodiversidad urbana al suministrar hábitat, alimentos y protección a plantas y animales, entre otros, por esa razón hay que promover una conciencia de protección, conservación y restauración de los bosques, haciendo un buen uso de los recursos naturales.

Sembrar un árbol es sembrar vida, en este día, Colombia tiene la iniciativa de plantar cinco millones de árboles; en las actividades desarrolladas en la Gran Sembratón Nacional, es importante que las instituciones de la mano con el Gobierno Nacional y los ciudadanos trabajemos por las metas ambientales, no solo por cumplirlas, sino porque nuestros grandes propósitos en este sentido son la restauración, la conservación, la protección de este patrimonio natural tan grande que nos destaca entre los países más biodiversos del mundo.

Hay formas sencillas en las que podemos aportar en la conservación de nuestro entorno, si quieres sembrar un árbol es importante escoger una planta nativa de tu municipio o departamento, elegir un lugar propicio para la siembra (cuencas, rondas hídricas, nacimientos de agua, zonas abastecedoras de acueductos, áreas protegidas nacionales y regionales, reservas forestales, etc.); asegurarse de que el sitio no sea agreste, con suelos rocosos, de alta pendiente, con altos niveles de erosión o movimientos en masa; evitar zonas con paso de cables de alta tensión, tuberías de acueductos, gasoductos u otro tipo de infraestructura que pueda alterar el desarrollo del material vegetal, recuerda reportar la siembra en la plataforma contador de árboles del Minambiente.

Uno de los factores importantes a tener en cuenta es el mantenimiento y el seguimiento de las siembras, con el fin de garantizar el éxito de las acciones de restauración, su implementación y permanencia en el tiempo.

Y como las buenas acciones hay que reconocerlas, muy bien por la iniciativa de la territorial sur CAM Huila, #HuilaTeQuieroVerde, quienes en la celebración del Día Mundial del Árbol reforestaron el humedal Marengo con 310 árboles y efectuaron limpieza y abono de los 3000 árboles que fueron sembrados el pasado 29 de abril.

No es la cantidad de árboles que siembres, es la cantidad de árboles que estás dispuesto a proteger, mantener y conservar, unamos esfuerzos para que todos aportemos a esta gran labor. Y tú ¿Ya sembraste tu árbol?

Por. Maria Fernanda Plazas Bravo

Ingeniera en Recursos Hídricos y Gestión Ambiental

Especialista en Marketing Político – Comunicación de Gobierno

Universidad Externado de Colombia

 






Ir al contenido